Despejado

22°

Córdoba
Capital

suscripcion alreves.net.ar

Bonadío ordenó la prisión preventiva de Cristina

El juez Claudio Bonadío dictó la prisión preventiva para Cristina. Pidió el desafuero al Senado. Además, libró cuatro órdenes de detención: Carlos Zannini, Luis D'Elía, Jorge "Tussuf" Khalil y Fernando Esteche. Las primeras tres se cumplieron durante la madrugada.

 Jueves, 7-diciembre-2017

Bonadío pidió el desafuero de Cristina, en un Senado convulsionado y en plena reestructuración.


Fue una madrugada agitada: Carlos Zannini se encontraba en Santa Cruz y Carlos D’Elía en su domicilio, durmiendo. La Policía Federal los detuvo en plena noche por orden del juez Claudio Bonadío, que repartió órdenes de detención en la causa derivada de la denuncia del fiscal Alberto Nisman por el memorándum de entendimiento con Irán. También fue detenido el referente de la comunidad islámica en nuestro país, Jorge “Yussuf” Khalil.

Además, Bonadío dictó el procesamiento con prisión preventiva de Cristina Fernández de Kirchner, pero para su detención debe esperar el desafuero por parte del Senado. El magistrado pidió que ese paso se realice lo antes posible. También procesó al ex canciller Héctor Timerman, quien seguramente no quedará detenido por su delicado estado de salud.

El polémico juez, siempre diligente en causas contra el gobierno anterior y propenso a decisiones que arrancan sonrisas en el gobierno nacional, tomó esta causa que fue reabierta tras ser desestimada en cuatro instancias porque tanto el juez Daniel Rafecas como la Cámara Federal y por el fiscal Javier de Luca consideraron que no tenía consistencia.

Todavía no se dieron a conocer los motivos que llevaron a Bonadío a comenzar a disparar ráfagas de órdenes de detención, ya que los imputados se habían presentado a indagatoria y venían cumpliendo con los requerimientos judiciales. Para el fiscal del caso, Gerardo Pollicita, esta ley -discutida con todas las herramientas democráticas y votada por ambas cámaras legislativas- fue un plan criminal liderado por la ex presidenta.

Al igual que en el caso de Boudou -y como también se intentó en el caso de Julio De Vido- se montó un show mediático alrededor de las detenciones de Zannini y D’Elía, se los detuvo de madrugada y prácticamente en pijama. “Quieren humillar a la oposición”, dijo el dirigente piquetero. ¿Cómo sabían los medios, en medio de la madrugada, que esas detenciones se estaban por producir?