Despejado

22°

Córdoba
Capital

suscripcion alreves.net.ar

La presión popular hierve en Brasil

Durante la jornada del domingo, una multitudinaria concentración en Copacabana (Rio de Janeiro) se hizo sentir con dos consignas: “Fora Temer” y “Diretas Já”. Grandes figuras de la música brasileña le pusieron música a la protesta.

 Lunes, 29-mayo-2017


Cerca de cien mil personas llenaron la zona de Copacabana en la zona sur de Rio de Janeiro para pedir por la salida del actual presidente, cuya continuidad pende de un hilo aunque Temer se aferre al cargo. La segunda consigna apunta a un pedido de que se realicen elecciones directas en caso de que Temer sea destituido. Hubo shows de artistas como Caetano Veloso, Milton Nascimento, los raperos Criolo y Mano Brown o blocos carnavalescos como Cordão de Bola Preta.

La incorporación del pedido de “Diretas Já” –elecciones directas ya- tiene que ver con que un eventual reemplazo de Temer debería realizarse mediante elecciones indirectas, que dependerían de un Congreso absolutamente desprestigiado, inundado de denuncias e investigaciones por casos de corrupción y funcional a los intereses de los sectores pro-golpe. Hay que recordar que fueron esos mismos sectores –políticos, económicos de la mano de Batista, mediáticos de la mano de O Globo- los que propinaron el golpe que hoy tiene a Temer al borde del nocaut y de no haber elecciones directas es casi seguro que se profundizará la agenda golpista.

Para los brasileños no es una consigna desconocida: “Diretas Já” era el pedido que nucleaba un movimiento civil en los años 1983 y 1984, en el fin de la dictadura brasileña que ya llevaba casi dos décadas. Aquellas elecciones directas finalmente no llegaron a aprobarse en el Congreso, pero la presión popular surgida de ese movimiento fue importante para apurar el fin de la dictadura, que terminó con la elección de Tancredo Neves, quien murió antes de asumir y dejó el cargo en manos de José Sarney, su vice.

Por su parte, Michel Temer sigue firme en su decisión de no renunciar a la presidencia, a pesar de la presión que sufre desde el flanco político a su izquierda, que ha demostrado controlar la calle con su poder de movilización, y a su derecha, que ha mostrado tener el poder económico y el dominio de los medios. “Vamos a perseverar en este camino: no me desviaré de entregar a mi sucesor, en 2019, un país mejor que el que recibí”, dijo el todavía presidente brasileño.

Abajo compartimos la cobertura hecha por Mídia Ninja: