0-800-Macri

El riesgo país superó los 800 puntos y llegó al punto más alto en los últimos cuatro años. Este nivel hace inviable el financiamiento en los mercados internacionales y crecen las dudas sobre la capacidad de pago argentina.

 viernes, 21-diciembre-2018

La economía le da malas señales a Macri de cara al fin de su gestión.


El índice trae pésimos recuerdos en el inconsciente colectivo argentino, ya que retrotrae a finales de la década del ’90 cuando en todos los noticieros era tema central en el ámbito económico, así como hoy se habla de la cotización del dólar. El riesgo país de la Argentina llegó a 804 puntos básicos.

Es el pico más alto del indicador elaborado por la banca JP Morgan en los últimos cuatro años.

Muchas veces utilizado para el alarmismo, esta vez el riesgo país implica una señal negativa real. ¿Qué es el riesgo país? Es la sobretasa que tiene que pagar un país en comparación con Estados Unidos a la hora de tomar deuda a plazos similares.

El parámetro que se utiliza es el bono a 10 años de Estados Unidos, que actualmente rinde una tasa de 2,77 % (277 puntos básicos). Por lo tanto, si Argentina quisiera tomar deuda debería hacerlo ofreciendo un rendimiento de 10,70 % como mínimo. Esa tasa es considerada inviable o de carácter impagable. Por lo tanto, los mercados internacionales le van a cerrar sus puertas a nuestro país con mucha más fuerza y la economía nacional será mucho más dependiente de los desembolsos del FMI (y, por tanto, mucho más obediente al dictado de políticas económicas).

De hecho, quedó tan lejana la posibilidad del financiamiento en los mercados internacionales que el gobierno argentino decidió suspender las nuevas obras de Participación Público Privada (PPP).

La evolución del riesgo país es un signo de preocupación. A fines de 2017, estaba en 351 puntos básicos. En casi un año, subió 129 %. Es cierto que en esta nueva suba del riesgo país influyó el leve retoque que hizo la Reserva Federal de Estados Unidos en su tasa de interés, pero también marca la falta de confianza que tienen los inversores y financistas para con nuestro país bajo la gestión Macri.

Algunos pretenden decir que una de las razones para el aumento del riesgo país y de la desconfianza es la posibilidad de que Cristina vuelva a presentarse a elecciones con chances de pelear la presidencia. Sin embargo, la orgía de deuda, los abultados vencimientos que tiene nuestro país (en especial después de 2019, un ‘muerto’ que le dejará la gestión Macri al próximo gobierno) y la falta de generación de dólares genuinos en la economía vernácula son los principales motivos.