10 mil millones de la lata de los jubilados

El gobierno toma 10 mil millones de pesos de la Anses para financiarse. Una vez más, ante el apremio económico y la falta de recursos, el gobierno echa mano a la caja de los jubilados, uno de los sectores más golpeados por la economía macrista.

 viernes, 25-enero-2019

En diciembre, el gobierno tomó 86 mil millones de la Anses y su director, Emilio Basavilbaso (foto), fue repudiado. Ahora, el Ejecutivo toma 10 mil millones más.


El Poder Ejecutivo vuelve a avanzar sobre los fondos de los jubilados. Una resolución conjunta de la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Finanzas publicada hoy en el Boletín Oficial dispone la toma de 10 mil millones de pesos de la Anses para financiamiento. Una vez más, cuando la necesidad financiera ahorca, el gobierno toma ‘prestada’ plata de los jubilados.

Esta decisión se suma a la de diciembre pasado, cuando en una resolución similar el Ejecutivo tomó nada menos que 86 mil millones de pesos de la Anses. En la semana que se publicó aquella resolución, el director de Anses, Emilio Basavilbaso, fue repudiado por trabajadores afiliados a ATE en las oficinas de la entidad que dirige en General Roca, Río Negro.

Esta emisión de Letras del Tesoro que tomará la administración de los fondos de la seguridad social fue realizada, según dice la resolución, “para dar cumplimiento a las operaciones previstas en el programa financiero” y “deberán ser reembolsadas en el mismo ejercicio financiero en que se emiten”. Las letras se emitieron en pesos y a un plazo de 182 días, con fecha de emisión al 28 de enero y vencimiento al 29 de julio.

Los intereses generados por esta emisión serán a tasa variable, “equivalente al promedio aritmético simple de las tasas nominales anuales (TNA) de Letras del Tesoro Capitalizables en pesos o las que las reemplacen en el futuro, en base a los precios de cierre publicados por el Mercado Abierto Electrónico (MAE)”. Las Letras serán intransferibles y no tendrán cotización en los mercados de valores locales e internacionales.

En resumen: la Anses recibirá la tasa de interés que decida, precisamente, el Tesoro, ya que estas Letras no se licitan, por lo que el mercado no interviene. Las letras, tal como dice la resolución, no pueden ser negociadas. La Anses tendría varias opciones más rentables a la hora de invertir estos 10 mil millones de pesos en el mercado financiero.

El gobierno repite la historia y resuelve urgencias con los recursos de los jubilados, algo que muchos de los actuales funcionarios actuales criticaban durante el gobierno anterior. Reformulando la famosa cumbia: “Si tu viejo es jubilado, zarpale la lata”.