600 a la calle y mil a la vereda

Cerró Metalpar, la principal fábrica de carrocerías del país. Dejó 600 despidos directos y otros mil puestos de trabajo indirectos en graves problemas. La crisis de las transportistas de media y larga distancia empujó el final. Mientras, Peugeot suspendió hasta abril a mil trabajadores.

 viernes, 1-marzo-2019

La fábrica, ubicada en provincia de Buenos Aires, cerró y 600 empleados quedaron en la calle.


Casi 600 trabajadores quedaron en la calle por el cierre de Metalpar, la mayor fabricante de carrocerías de colectivos y camiones del país. Tenía 22 años de historia y no logró sobrevivir a la crisis de recesión, inflación, tasas altísimas y falta de financiamiento. Las empresas de transporte dejaron de combiar carrocerías porque, a su vez, están con serios problemas para funcionar. Hay otros mil empleos indirectos que se perjudican también: los trabajadores de las pymes que orbitan a Metalpar, firma que funciona en Loma Hermosa, provincia de Buenos Aires.

El cierre de Metalpar va de la mano con la crisis que golpea a prácticamente todas las empresas de transporte de pasajeros del pais, de media y larga distancia y el transporte urbano. TUS cerró, Flecha Bus está en convocatoria de acreedores, ERSA Urbano (que tiene dos tercios del transporte urbano de la ciudad de Córdoba) está en concurso preventivo de crisis (con su dueño, Juan Carlos Romero, investigado por la Justicia). Hubo empresas reformuladas y absorbidas por otras, como Merco Bus, Monticas, Empresa Río, etc.

La empresa es parte del grupo formado por la metalúrgica chilena Paredes y la brasileña Marcopolo. El año pasado ya había despedido personal. En declaraciones al diario BAE Negocios, el directivo de la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI), Gustavo Gaona, explicó: “Hstóricamente renovábamos el 10% del parque de larga distancia al año, en los últimos años nuestro sector no compro nada por falta de financiación y achicamiento. Una unidad de ómnibus de larga distancia costaba $5 millones y en los últimos dos años duplicó su valor y alcanza los $10 millones”. Antes de la crisis, Metalpar fabricaba 12 carrocerías por día.

Automotrices con suspensiones

Mientras cierra la principal carrocera de micros del país, las automotrices anuncian una baja de la producción de 0km del orden del 10% en relación a 2018, que fue un año muy malo. Las empresas informaron una proyección de producción de entre 420.000 a 440.000 unidades. En ese marco, Peugeot implementó un regimen de suspensiones de mil operarios pasarán a cobrar el 75% de su salario hasta abril. Otras automotrices, como Fiat, Ford, Renault y VW también tienen regimenes de suspensiones por falta de actividad.