63 %: la tasa ganaría en primera vuelta

El Banco Central subió la tasa de interés por encima del 63 % y vuelve a niveles preocupantes para el sector productivo. “La tasa es un instrumento que se está usando para sostener el dólar y hacernos creer que la economía está estable”, dijo la economista Silvina Batakis, aunque advirtió que la estabilidad real se logra generando trabajo.

 Viernes, 9-agosto-2019

El Banco Central se quedaría sin reservas a fin de año si continúa la corrida bancaria.


El equipo económico del Gobierno logró contener el tipo de cambio en la previa de las PASO apelando a la manivela del tablero económico que viene utilizando sistemáticamente: la tasa de interés. La tasa de referencia llegó al 63,38 % y ya acumula varios días consecutivos de suba, arrimando nuevamente a porcentajes preocupantes.

“La tasa de interés es otro de los instrumentos que usa este gobierno para tratar de sostener el tipo de cambio estable para hacernos creer a todos los argentinos que la economía se estabilizó. La verdad es que en el mundo las economías son estables cuando generan puestos de trabajo suficientes para incorporar a todos los que demandan trabajo”, dijo la exministra de Economía de la provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis.

La economista destacó que con este porcentaje “es muy difícil que los procesos de producción o de consumo puedan reactivarse” y ejemplificó con el interés que cobran los bancos a un empresario para descontar un cheque, que supera el 100 % y llega hasta el 120 %. Lo mismo sucede en el consumo con los intereses que cobran las tarjetas de crédito.

Además, Batakis se mostró preocupada por la utilización de los desembolsos del FMI, cuyo destino originalmente es el pago de las deudas contraídas por el país en el mercado financiero internacional. “Argentina los está utilizando para fugarlos, ni siquiera están sirviendo para bajar la deuda. En los próximos 4 años, Argentina va a tener que pagar 150 mil millones de dólares por la deuda que contrajo este gobierno”, manifestó.

Por otro lado, sostuvo que “la deuda va a ser cada vez más grande y las reservas cada vez más chicas”. Según Batakis, el disponible real de reservas hoy es de 12 mil millones de dólares: “El resto son transferencias, deudas, o están calzados con los bancos privados. Vamos a encontrar un Banco Central sin potencia para hacer frente a sus compromisos y una estructura productiva mucho más chica y con una vulnerabilidad muy fuerte del sector externo”.