7.500 trabajadores en el aire

La caída casi completa de la actividad y la recaudación golpeó duro a Aerolíneas Argentina y la empresa de bandera decidió suspender a 7.500 de sus 12.000 empleados durante junio y julio. La compañía negociará con los gremios el pago de una asignación no menor al 75% de los salarios netos.

 lunes, 1-junio-2020

Aerolíneas Argentinas suspendió a unos 7.500 trabajadores de su planta de personal.


La crisis que golpeó a casi la totalidad de las aerolíneas del mundo terminó por abatir también a Aerolíneas Argentinas, que anunció la suspensión de uno 7.500 trabajadores a partir de junio y por dos meses. “La crisis sanitaria que atraviesa el mundo es un hecho inédito que dio lugar a la mayor crisis del sector aerocomercial de la historia. En este tiempo, experimentamos una caída en nuestros ingresos del orden del 97%, quedando prácticamente sin otro auxilio financiero que los aportes que recibimos del Estado Nacional”, dice el comunicado que elabora la aerolínea de bandera, presidida por Pablo Ceriani.

Según el borrador del informe, que publicó Infobae, desde lo financiero “la compañía postergó pagos no esenciales, negoció con proveedores de combustible la postergación de deudas y pago de cuenta corriente y se encuentran en tratativas avanzadas para reprogramar pagos con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil y con el Banco de la Nación Argentina. Asimismo, también se pospusieron pagos de alquiler de aeronaves”, dice el texto y agrega que la medida permitirá “asignar recursos al mantenimiento de la flota, el aseguramiento de la cadena de abastecimiento de repuestos y el pago de reparaciones de aeronaves, algo impostergable para el retorno de la operación”.

Mientras tanto, la negociación con los seis sindicatos que agrupan a los trabajadores de la empresa avanza sobre una base que, aseguran, implicará el pago de una asignación no remunerativa no menor al 75% del salario neto.