A los jubilados no les toca una

El Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, dijo que las medidas anunciadas para los jubilados “no tocan los problemas centrales que tiene el jubilado” y que no cambian “la necesidad urgente de recomponer el haber del jubilado”. Nuevas líneas de créditos: prestarles a los jubilados su propia plata pero con un interés del 50 %.

 jueves, 18-abril-2019

Eugenio Semino, titular de la Defensoría de la Tercera Edad, minimizó los efectos que tendrán las nuevas medidas.


Tras los anuncios realizados por Carolina Stanley dirigidos a los jubilados y pensionados, el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, consideró que las medidas “se caracterizan por no ser originales”, ya que “se han repetido en todos los procesos electorales”. “En temas puntuales pueden mejorar situaciones, pero las cuestiones estructurales, los problemas centrales que tiene el jubilado no son tocados”, indicó Semino.

Respecto a los créditos, el representante de los jubilados opinó que “son similares a los créditos Argenta de la administración anterior”. “Generan más problemas que soluciones. Son créditos absolutamente irrespetuosos: al jubilado se le presta su propia plata con intereses. Esa plata es de ANSES y debiera estar integrada al haber del jubilado que perdió más de 20 puntos el año pasado”, analizó. Luego, agregó que la recuperación que había prometido el Gobierno para este año va a resultar inocua debido a que durante el primer trimestre el ritmo inflacionario se mantuvo. “En el primer trimestre el reajuste quedó absorbido”, lanzó.

Según la Defensoría de la Tercera Edad, la canasta del jubilado –dada a conocer hace pocos días- está en 30.524 pesos, incluyendo gastos de vivienda. Es el triple que los 10.400 pesos de la jubilación mínima. “El desfasaje es enorme y es muy difícil resolverlo con paliativos de circunstancias que son mas efectistas que efectivos”, expresó Semino, quien agregó que las medidas “no nos tienen que hacer perder de vista la necesidad urgente de recomponer el haber del jubilado”.

Desde la Defensoría de la Tercera Edad, le pidieron al Gobierno un reajuste de haberes de 6.000 pesos en cuotas, a financiarse con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Semino destacó que el costo fiscal de esta medida es igual a lo que el Gobierno tomó del FGS en los últimos meses: 86 mil millones en diciembre, 10 mil millones en enero y 5 mil millones en marzo, para totalizar 101 mil millones de pesos.