A media máquina

Un relevamiento de la Unión Industrial de Córdoba sobre 271 empresas indica que la actividad en el 2018 disminuyó un 65% en comparación a 2017. Las expectativas para el primer trimestre de 2019 en relación al mismo período del año pasado no son nada alentadoras: un 46,72% dice que bajará mientras que sólo el 10,81% que aumentará.

 lunes, 14-enero-2019

Actividad reducida y despidos. La industria en su peor año desde los '90.


El industrial ha sido uno de los sectores más afectados por la economía macrista. Más de 100 mil empleos había perdido desde que asumió Cambiemos y 7500 Pymes bajaron sus persianas estos últimos 3 años. El último relevamiento de la Unión Industrial de Córdoba publicado este mes da cuenta de esta crítica situación y casi la mitad de las 271 empresas consultadas no espera que la situación vaya a mejorar en el primer trimestre de 2019.

Según este informe, el 64,94% de las firmas dijo que en 2018 disminuyó su actividad en relación al 2017, sólo un 14,76% dijo que la incrementó y un 19,56% que la mantuvo. Las expectativas no son muy alentadoras para el año en curso: el 46,72% entiende que la evolución de la actividad disminuirá, el 34,75 cree que se mantendrá y un 10,81% de los consultados piensa que aumentará.

En cuanto al impacto que tuvo la macroeconomía macrista en el empleo industrial, los guarismos cordobeses (una de las 3 provincias con más desarrollo industrial junto a Buenos Aires y Santa Fe) no escaparon a la malaria nacional: un 15,29% despidió personal, otro 21.90% redujo horas, un 7,85% suspendió jornadas y 18,60% adelantó vacaciones. Sólo el 11,16% de los consultados incorporó personal y el 5,79% aumentó horas extras.

Para el primer trimestre de 2019 el 57,56% no piensa tomar nuevas acciones en relación al personal, en tanto que un 7,98% dice que incorporará y un 7,14% que despedirá.

Las políticas públicas tampoco han ayudado al sector que más valor agregado le incorpora a la economía: un 65,38% dice que no accedió a líneas subsidiadas para descuentos de cheques en bancos públicos, frente a un 13,46 que sí.

En materia de exportaciones, una de las variantes que el país tiene para conseguir divisas de manera genuina, sin endeudarse, en 2018 un 9,88% dijo que crecieron ante un 17,79% que disminuyeron. Para 2019 el número mejoraría: un 19,76% dice que aumentará, un 11,07% que disminuirán y un 30,04% que se mantendrán.

En una economía atada con alambre, en un año clave en lo electoral, todo puede suceder, aunque los pronósticos de los propios industriales no invitan a ser optimistas.