suscripcion alreves.net.ar

A sangre fría

Al menos siete patrulleros, dos motos y más de diez efectivos participaron del operativo alrededor del Fiat Argo en donde viajaba el joven Valentino Blas Correa, que fue acribillado de un tiro en la espalda por la Policía de Córdoba el jueves pasado. Por el asesinato, están detenidos dos oficiales que tenían apenas unos años más que la víctima cuando ingresaron a la fuerza y otros cuatro están siendo investigados por encubrimiento.

 Lunes, 10-agosto-2020

"Quien debía cuidarlo, lo acribilló", declaró la madre de Valentino Blas Correa, asesinado de un balazo en la espalda por la Policía de Córdoba el jueves pasado.


Los jóvenes continúan siendo un grupo de riesgo frente al accionar represivo de las fuerzas de seguridad. Lo que antes sucedía en los barrios populares con los pibes de los sectores más vulnerables, ahora se trasladó al centro de la ciudad hostigando también a la clase media y alta en el marco de la cuarentena. En la madrugada del jueves pasado, la violencia institucional se llevó – de un disparo en la espalda – la vida del adolescente Valentino Blas Correa cuando viajaba en un auto con otros cuatro amigos.

Al menos siete patrulleros, dos motos y más de diez efectivos participaron del operativo que montó la Policía de Córdoba alrededor del Fiat Argo en la intersección de la calle Corrientes y Boulevard Chacabuco. Hoy se conocieron imágenes del momento que fueron registradas por un testigo ocasional y difundidas por Cadena 3. En el video se observa a unos cuatro policías que revisan la parte trasera del automóvil. “No sé si están manipulando o tocando. Hay que ver qué es lo que está sucediendo. Pero cerraron y abrieron, cerraron y abrieron la puerta. Parece que si el 107 arribó y el 107 se fue…”, relató la persona mientras grababa la situación.

Por el brutal asesinato, están detenidos e imputados los agentes Lucas Gómez y Javier Alarcón – 35 y 31 años – y que tenían apenas unos años más que la víctima cuando ingresaron a la fuerza policial. Ambos reconocieron que dispararon cuatro veces contra el vehículo. Además, hay otros cuatro efectivos que están siendo investigados por “encubrimiento”, ya que habrían participado de la plantación de un arma para comprometer a las víctimas. Desde la Fiscalía, confirmaron que no salió ningún disparo de arma de fuego desde el interior del auto, mientras que el abogado de la familia insistió en que no se trata de un caso de “gatillo fácil” porque no hay presunción de ningún delito por parte de los jóvenes.

Al día siguiente del crimen del adolescente de 17 años, el Gobierno de la Provincia de Córdoba removió de su cargo al comisario mayor Gustavo Pita y designó como directora general de Seguridad Capital a Liliana Zárate Belletti. “Está casada y es mamá de dos hijos: Belén de 24 años y Nicolás de 20 años”, informaron en un hilo de Twitter.