Agronegocio vs Tinelli: el veneno sublevado

El conductor televisivo habló en contra del uso de agrotóxicos y la corporación agropecuaria y mediática le saltó a la yugular. El investigador y médico especialista en salud socioambiental, Damián Verzeñassi, dijo que “la reacción demuestra cuánto duele que Tinelli ponga el tema en agenda”. Argentina usa 35 veces más glifosato por hectárea que Alemania.

 Lunes, 7-octubre-2019

Tinelli se manifestó en contra del uso de agrotóxicos. La corporación le mostró los dientes.


Podría decirse que es el ambientalista menos pensado. Hace algunos días, Marcelo Tinelli lanzó una serie de tuits contra la utilización de agrotóxicos y recibió una brutal respuesta corporativa. El médico e investigador Damián Verzeñassi, especialista en salud socioambiental y quien estudia los efectos de los agrotóxicos, manifestó: “La cantidad de agresiones que recibió Tinelli por redes sociales y por los medios fue tan grande que me hizo pensar cuánto le duele al agronegocio que alguien con semejante llegada masiva rompa el cerco mediático y ponga el tema en agenda”.



La Justicia de Entre Ríos declaró –por quinta vez consecutiva- como inconstitucional un decreto del gobierno de esa provincia que permite fumigar muy cerca de establecimientos escolares, y estableció que no puede hacerse a menos de 1000 metros para el caso de fumigación terrestre y 3000 metros para fumigación aérea. Eso motivó los tuits del conductor. “Tinelli solo puso en su cuenta información científica que está recontravalidada, que me consta fue chequeada por él antes de ponerla allí”, detalló Verzeñassi, quien dijo que sus palabras “plantean la situación de nuestro país, que sigue autorizando el uso de venenos prohibidos en otros países del mundo”.

Las respuestas, en redes y diarios como La Nación y Clarín, apuntaban a plantear que Tinelli miente o que atacó al ‘campo’, cosa que el propio conductor ya se encargó de aclarar que no es así.

El médico de la Universidad Nacional de Rosario explicó que, de manera total o parcial, el glifosato está prohibido en más de 60 países del mundo. “Europa autorizó hace tres años una prórroga para el uso del glifosato, pero en enero de este año se demostró que fue a partir de un documento plagiado”, contó Verzeñassi. Las autoridades sanitarias tomaron un documento interno de Monsanto y en base a eso se logró la prórroga por cinco años.

Verzeñassi agregó un dato impactante, que rebate los argumentos de los que defienden el uso indiscriminado del glifosato: en Alemania, sede de Bayer (dueña de Monsanto), el glifosato tiene un uso restringido de 425 gramos por hectárea, mientras que en nuestro país se usan 15 kilos. “Hay regulaciones que hacen una gran diferencia. Y aun teniéndolo restringido, Alemania ya dijo que en dos años lo va a prohibir totalmente”, completó.