Ajuste o muerte

El FMI enviará más dólares para que el tipo de cambio no se dispare y con él las chances del gobierno en las elecciones de octubre. Además, autorizó ampliar en 20 mil millones de pesos para asistencia social a cambio de un ajuste mucho más fuerte en las cuentas públicas.

 martes, 19-marzo-2019


Los números de las encuestas encendieron la alarma del principal aliado que tiene el gobierno nacional: el FMI. Para evitar que la imagen de Macri siga cayendo, resolvió enviar casi 11 mil millones de dólares para que el Ejecutivo tenga dólares para evitar que el tipo de cambio se dispare, y con él las chances del macrismo de revalidar en octubre.

Además, frente a una inflación que superó el 50% en los últimos doce meses, con un impacto devastador en los bolsillos de los más pobres, autorizó ampliar en 20 mil millones de pesos la asistencia social. Así lo transmitió Roberto Cardarelli, el encargado de la misión del Fondo en nuestro país.

Pero como nada es gratis, menos con el poder financiero, el FMI reclamó un mayor ajuste e intervención en las decisiones económicas. “Las autoridades han cumplido con su objetivo de déficit primario de 2018. Lograr un déficit primario cero en 2019 requerirá una mayor restricción en el gasto gubernamental”, anunciaron los funcionarios del organismo que se encarga de que los países socios apliquen políticas neoliberales.

“Se apoya el plan del Gobierno para realizar subastas de divisas diarias transparentes y anunciadas previamente para satisfacer las necesidades de gasto fiscal de 9600 millones de dólares”, dijeron desde el Fondo, lo que le permitirá al macrismo vender 60 millones de dólares diarios para buscar mantener con calma el tipo de cambio.

Desde la Casa Rosada y desde Washington saben que si la cotización del dólar se les escapa de las manos, también se esfumarán las posibilidades reeleccionistas de quien ya hipotecó la economía argentina y prepara la ofrenda de la reforma previsional y laboral, las próximas exigencias del FMI para seguir financiando la campaña oficialista.