“Al gobierno le molestó la multitud en Luján”

"Si lo critican tanto, es porque les dolió (la jornada ecuménica) y, más que dolerle, sería bueno que tomen la agenda. La gente quiere paz, pero también quiere que le alcance para comer y tener un sueldo digno", señaló el ex embajador en el Vaticano, Eduardo Valdez. "Le echan la culpa al Papa porque les molestó", dijo.

 lunes, 22-octubre-2018

Eduardo Valdés es uno de los dirigentes más cercanos al Papa Francisco.


Ex embajador argentino ante el Vaticano Eduardo Valdez dijo que al Gobierno de Mauricio Macri “le molestó la multitud” que participó de la ceremonia por “Paz, Pan y Trabajo” realizada el sábado en la basílica de Luján, que fue convocada por el movimiento obrero y social. “Le quieren echar la culpa al Papa” Francisco por la magnitud del reclamo, señaló.

“Si lo critican tanto es porque les dolió (la jornada ecuménica) y, más que dolerle, sería bueno que tomen la agenda (de la jornada). La gente quiere paz, pero también quiere que le alcance para comer y tener un sueldo digno, y tener trabajo: no quiere cierre de fuentes de trabajo”, señaló el funcionario del anterior gobierno..

48 horas despúes, no se acallan los coletazos políticos ni el malestar del gobierno y de sectores de la oposición blanca por la ceremonia de Luján, donde medio millón de personas reclamaron al gobierno de Mauricio Macri un cambio de rumbo económico. El evento fue organizado por el Frente Sindical para el Modelo Nacional liderado por Hugo Moyano (Camioneros), Ricardo Pignanelli (Smata) y Sergio Palazzo (Bancaria) y contó con la presencia de setenta organizaciones gremiales, políticas y sociales, además de parte del peronismo K y filo K. El arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani fue el cura anfitrión, aunque antes hubo conversaciones con el titular del Episcopado Argentino, Oscar Ojea, y con el titular de Pastoral Social, Lugones. Según Pablo Moyano, la movida se realizó “con la venia del papa Francisco”.

“Se celebró una misa pero parece que le tenemos que echar la culpa a alguien”, dijo Valdez en diálogo con el programa “Nada de Otro Mundo” que se emite por FM 102.3. El diplomático recordó que el fallecido líder sindical Saul Ubaldini “hizo la primera jornada de Paz Pan y Trabajo en Luján, en el 81 o 82, plena dictadura, con una jerarquía eclesial bastante complaciente con los militares, en la diócesis de Buenos Aires, en Capital, porque la primera jornada fue en San Cayetano”. “Me parece natural que el movimiento obrero pueda plantear una ceremonia de Paz Pan Trabajo”, indicó.

“No hay posibilidad de trabajo si no se cambia el modelo económico. Con tasa al 75%, el empresario va a poner la plata a la timba financiera y no a generar trabajo. Si no cambian el modelo, no hay forma de que haya trabajo, que no se enojen con el mensajero”, acotó.
Según el exembajador, “el gobierno sabía de este acto; lo que le molestó fue la multitud porque quiere decir que hay una gran mayoría del pueblo argentino que pide trabajo, trabajo, trabajo”. ¿Cómo quieren que no les pidan un cambio de modelo si no hay país del mundo que tenga la tasa ni siquiera arriba del 15% ,cuando aca las tenemos en el 75%?, se preguntó.

¿Fue Francisco?

“Se puede interpretar para ese lado (que sin la venia de Francisco no había ceremonia) pero tengo que creerle a Pignanelli, de que fue fueron los dirigentes sindicales a hablar con Ojea. Puede ser que Ojea le haya consultado al Papa, pero no le echemos la culpa a Francisco. Es la realidad argentina: esto se organizo hace dos meses, no es que se organizó de una semana a otra, con motivo de la persecución a Pablo Moyano, que busquen en los diarios. Les molestó la multitud, entonces hay que echarle la culpa al Papa, a los monaguillos, a la porque también hubo de la iglesia evangélica y judía porque hubo referentes de Llamamiento Judío”.