Al “PASO” de la devaluación, la inflación llegó al 4 %

El Indec informó que la inflación general de agosto fue de 4 %, traccionada principalmente por subas en alimentos y bebidas no alcohólicas, equipamiento y mantenimiento del hogar y salud. En los últimos doce meses, la suba de precios fue de 54,5 % y en lo que va del 2019 alcanzó el 30 %. Sin embargo, el impacto principal llegará con la inflación de septiembre.

 jueves, 12-septiembre-2019

Los lácteos es uno de los rubros que más aumentó sus precios en el último año.


Tal como se esperaban, la inflación volvió a escalar en agosto, producto de la fuerte devaluación del lunes post PASO en nuestro país. La suba de precios del mes fue del 4 %, un par de décimas menos de lo que se esperaba según estimaciones privadas. Aunque el porcentaje fue bastante en línea con los pronósticos, hay que resaltar que la parte fuerte del impacto devaluatorio llegará con los números de septiembre.

En los últimos doce meses, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 54,5 % y en los ocho meses que transcurrieron de 2019, la inflación fue del 30 %.

En agosto, las subas principales se dieron en equipamiento y mantenimiento del hogar (+6,1 %), Salud (+5,2 %) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (+4,5 %). De todos modos, la incidencia de este último rubro es mayor, por el peso que tiene a la hora de construir la canasta de precios y porque afecta directamente a las clases más vulnerables. Si el resto de los precios se hubieran quedado quietos, solo con los aumentos en alimentos la inflación general argentina hubiese trepado al 13,65 % en los últimos doce meses, un porcentaje mayor a casi todos los países del mundo.

Según el informe del Indec, hubo fuertes subas en leche en polvo entera (+10,2 %), galletitas dulces sin relleno (+7,7 %), manteca (+7,2 %) y arroz blanco simple (+5,8 %). Además, por fuera del rubro alimentos, se destacan: algodón (+8 %), jabón en pan (+7,6 %) y pañales descartables (+5,6 %).

En el último año, en la región pampeana hubo subas impactantes en productos básicos. Leche, productos lácteos y huevos, aumentó 83,7 %; electricidad, gas y otros combustibles, un 72,9 %; aceites, grasas y mantecas aumentaron 64 %; y café, té, yerba y cacao, un 63,7 %. Sin embargo, el premio mayor se lo llevan los productos medicinales (medicamentos), que subieron la friolera de 90 %.