Al rescate

El coronavirus ataca el centro neurálgico del capitalismo que, pese a la pandemia, necesita seguir reproduciéndose. Con históricas caídas del PBI, los países europeos apelan a la inyección de enormes cantidades de dinero para salvar a las empresas y, como efecto colateral, a los trabajadores.

 lunes, 31-agosto-2020

Con caídas históricas en sus PBI, algunos Estados europeos proyectan estímulos de 100 mil millones de euros para subsanar la crisis económica desatada por la pandemia.


La Covid-19 ya se llevó puesta más de 840 mil vidas en todo el mundo, además de la aplicación de medidas de aislamiento y “pausas” en la economía de casi todos los países, impensadas hasta hace un año. Ante la retracción del consumo y el freno en la producción, el capitalismo vio atacado su centro neurálgico. Sin embargo, allí están los Estados para fertilizar cualquier posibilidad de esterilidad en el sistema.

Tal es el caso de los “países desarrollados” de Europa que registraron fuertes e históricas caídas de sus PBI durante este año. Con el Reino Unido a la cabeza, las contracciones durante el segundo trimestre van desde el 20,4% al 10% e involucran a España, Portugal, Francia, Italia y Alemania, de acuerdo a lo que publica Sputnik. Frente a esta difícil realidad, el plan de rescate implica la inyección de 100 mil millones de euros para salvar a las empresas y, como efecto colateral, a sus trabajadores. Según la agencia Eurostat, se perdieron alrededor de 5,5 millones de empleos en la Unión Europea durante este período.

Con un virus de alta contagiosidad que se cobra vidas y deglute la economía de los países del mundo, los gobernantes parecen encontrar la solución en la asistencia financiera estatal. En contraste con las sugerencias que suelen repartir al resto del mundo, las medidas se apoyan en la emisión monetaria y el endeudamiento público. “Son medidas fiscales y monetarias como nunca se habían visto, por lo menos desde 1945 hasta ahora”, indicó Julio César Gambina, Doctor en Ciencias Sociales de la UBA y profesor de Economía Política. “No hay que esperar solidaridad de los más ricos”, recomendó. “Hay q avanzar contra la gran propiedad, especialmente los que la hicieron con impunidad y delito: Vicentin? Macri? La lista sigue”, disparó.