Alberto 2020: deuda, justicia y aborto

El presidente abrió las Sesiones Ordinarias en el Congreso y planteó los ejes centrales de la gestión para el año legislativo que comienza hoy. Entre lo más esperado, el anuncio del ingreso del proyecto de legalización del aborto en los próximos días.

 lunes, 2-marzo-2020

Alberto Fernández presentó los principales proyectos legislativos que enviará al Congreso a partir de hoy.


Alberto Fernández presidente abrió por primera vez las Sesiones Ordinarias del Congreso Nacional y el discurso planteó en tres ejes centrales los principales objetivos de la gestión para el primer año legislativo. Deuda, reforma de la Justicia y legalización del aborto fueron los puntos centrales del discurso, que comenzó señalando la peligrosa devaluación de la palabra en los discursos políticos. “Necesito que la palabra recupere el valor que alguna vez tuvo entre nosotros”, anunció y, según corroboró más tarde el sitio Chequeado.com, la información que dio el presidente no tuvo ningún dato falso.

Con respecto a la situación en el que recibió el Estado, el mandatario mencionó la inflación del 53,8%, la desocupación del 9,7%, vencimientos de deuda por casi 50 mil millones de dólares solo en 2020, los 19 meses consecutivos de caída de la industria, los aumentos siderales de los servicios públicos. Pero entre todas las emergencias, el presidente se subrayó el incremento de la inseguridad alimentaria, que desde la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación Naciones Unidas ubicaron en una suba del 71% durante los años de gestión de Mauricio Macri y que colocan a la Argentina entre los países donde más se incrementó en todo el mundo.

A partir de ahí, Fernández volvió a centrar las prioridades en los más vulnerables del tejido social y recordó que el objetivo es empezar con los más débiles para llegar a todos.

El control de precios para el combate de la inflación, el programa Argentina contra el Hambre y los fondos dedicados a la tarjeta AlimentAr fueron algunas de las herramientas que planteó para el avance en esta área, mientras que apuntó a los formadores de precios como principales responsables de los aumentos. “Vamos a exigirles total responsabilidad a los formadores de precios. Argentina no resiste más el abuso de quienes preservan su rentabilidad a costa de consumidores condenados a pagar sus excesos preventivos. Debemos terminar con la Argentina de los “vivos” que se enriquecen a costa de los pobres bobos que estamos condenados a pagar lo que consumimos”.

Deuda

Sin mayores anuncios en temas de política económica, dada la negociación vigente con los acreedores, la deuda se ubicó sin embargo en protagonista del discurso presidencial cuando Fernández reiteró que no habrá más ajuste y que la austeridad fiscal no es una alternativa en tiempos de recesión. “No vamos a pagar la deuda a costa del hambre y la destrucción de sueños de los argentinos y las argentinas”, dijo. También se refirió al inicio de una investigación sobre el destino de los fondos y dijo que el Banco Central de la República Argentina “se encuentra analizando de modo pormenorizado la manera en que nuestro país recibió divisas en concepto de prestamos y el destino que los mismos merecieron. Todos hemos visto impávidos como los dólares que deberían haber financiado el desarrollo productivo, acabaron fugándose del sistema financiero, llevándose los recursos y dejándonose la carga de la deuda”.

Justicia en reconstrucción

La reforma judicial era otro de los temas que se esperaba que anuncie el presidente y sobre este punto anunció la decisión de una reestructuración profunda del sistema, con la creación de un nuevo Foro Federal Penal, que entre otros objetivos apunta a que “los delitos contra la administración pública en los que incurran funcionarios del Estado Nacional, dejarán de estar en manos de unos pocos jueces, para pasar a ser juzgados por más de medio centenar de magistrados. Estamos terminando para siempre en la Argentina con la manipulación de sorteos y la concentración de procesos que el oligopolio de los jueces federales ha permitido”.

En el mismo punto, el presidente anunció la creación de una nueva sala y una Secretaría de Narcotráfico en la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, para fortalecer el trabajo en la investigación de crímenes complejos. También se impulsará la creación de un juzgado federal, una fiscalía y una defensoría federal en San Lorenzo para la investigación de la trata de personas, lavado y narcotráfico.

Será ley

El proyecto de legalización del aborto era quizá uno de los temas más esperados en el discurso presidencial y llegó casi al final de la hora y veinte de exposición en el Congreso, con el anuncio vinculado a la ampliación de derechos y a la constitución de una nueva política de Estado dedicada a la protección de las mujeres.

“El aborto sucede. Es un hecho. Y es solo esa hipocresía que a veces nos atrapa, la que nos hace caer en un debate como este. Un Estado presente debe proteger a los ciudadanos en general y obviamente a las mujeres en particular. Y en el siglo XXI toda sociedad necesita respetar la decisión individual de sus miembros a disponer libremente de sus cuerpos”, dijo.

El anuncio estuvo acompañado además por el proyecto de “un contundente programa de Educación Sexual Integral y prevención del embarazo no deseado” y de la Ley de los 1000 días, en la que el Estado garantizará la atención y el cuidado integral de la vida y de la salud de la mujer embarazada y de sus hijos o hijas en los primeros años de vida.