“Alberto Fernández implica una propuesta hacia adelante”

La consultora Analía Del Franco estimó que la figura de Alberto Fernández como candidato a presidente coincide con un gesto del kirchnerismo de proponer una gestión diferente.

 lunes, 20-mayo-2019

Según el análisis de la consultora Analía Del Franco, la estrategia da ventajas a la fórmula y mayor libertad a Cristina Fernández durante la campaña.


Nadie vota por el recuerdo, dice Analía Del Franco, consultora e investigadora de opinión pública y mercados, en referencia a las posibilidades que abrió o clausuró la designación de Alberto Fernández como cabeza de la fórmula que tiene a Cristina Fernández como vice presidenta.

A pocas horas del anuncio que cambió el tablero electoral hacia octubre, Del Franco dialogó con Nada del otro mundo y compartió una primera lectura estratégica del significado de la movida. “Tenía una hipótesis antes del anuncio de que quizás ella podía ir con Alberto Fernández como vice, pero Cristina siempre aporta más”, definió.

Respecto a su materia, la analista explica que no hay mediciones, al menos no que se sepa, sobre la figura del candidato pero considera probable que se hayan realizado encuestas previas al lanzamiento.

“Es algo totalmente heterodoxo y hay que mirarlo desde la posición del significado que implica para la nueva propuesta hacia adelante. Nadie va a votar a alguien por el recuerdo de una situación, de si estaba mejor con Cristina y peor con Macri, porque no es suficiente para definir un voto hacia adelante”, dice Del Franco y lee los gestos de CFK desde varios ángulos. “La figura de Alberto Fernández demuestra varias cosas: una que no es un obsecuente de ella, de hecho estuvo 10 años en la vereda del frente. Segundo, que tiene un estilo de conducción y trabajo muy diferente. Es un hombre más de diálogo que ella. Son señales contundentes, importantes para que ella pueda salir a consolidar votos que no son los del corazón kirchnerista”, explica.

Por otro lado, según la analista cordobesa, el ex jefe de gabinete “no tiene contraindicaciones para el kirchnerismo militante”. “Era un hombre de la confianza de Néstor Kirchner y las señales las debe dar para la periferia que no sabía a quién votar. Me parece que fue una decisión racional, no me parece una mala decisión, más allá del impacto y de dejar a todos desconcertados”.

En cuanto a los costos y beneficios de la jugada, entre los puntos a favor Del Franco anota que de esta manera CFK “va a tener más libertad para hacer campaña” y capitaliza la menor exposición. “A veces su excesiva presentación es un poco contraproducente”.