Alberto y Cristina, historia de los Fernández

¿Cómo fue la historia de Alberto y Cristina, sus peleas y su reencuentro? El candidato elegido por la expresidenta contó por qué fue el nombre señalado y habló sobre los vaivenes de su relación política y personal con los Kirchner.

 domingo, 19-mayo-2019

Alberto Fernández se acercó nuevamente a Cristina hace un año y medio, y se convirtió en un jugador clave en el rearmado del peronismo.


Comparten apellido pero también una historia política en común que durante casi una década los mantuvo alejados y hasta por momentos enfrentados. Hace un año y medio, Alberto Fernández volvió a hablar con Cristina Fernández y comenzaron a gestar la construcción política que en octubre buscará terminar con el macrismo.

“Me pasó lo que les pasa a muchos argentinos, que se pelean entre amigos porque la política no los pone de acuerdo. La diferencia es que acá era una discusión entre un presidente –Néstor Kirchner- y su jefe de gabinete, que eran amigos”, contó Alberto sobre su distanciamiento con los Kirchner. “Fue muy cruel lo que nos pasó, no la pasé bien esos 8 años, pero el reencuentro fue enorme. Todos hicieron la lectura del reencuentro político, y nadie se fijó en el reencuentro humano. Y lo que más valoro es el reencuentro humano con Cristina, es lo que más me importaba”, confesó quien fuera uno de los hombres más cercanos del matrimonio Kirchner.

Según dijo Fernández en una entrevista concedida a Página/12, de esa historia compartida surge un vínculo fortalecido: “Recuperamos la amistad y el afecto que nos habíamos tenido, saldamos todo lo que nos cuestionamos y nos permite trabajar con confianza el uno con el otro”.

Si bien Alberto estaba oficiando de pivote dentro del peronismo para mantener canales de diálogo con las distintas vertientes, Cristina lo eligió para que sea el nombre que encabece la fórmula. “La selección tiene que ver con que ella pensó que yo podía ser quien llevara adelante los próximos 4 años que vienen en la Argentina. Es una inmensa tranquilidad que Cristina esté en la formula, porque es el centro de la política argentina. Las ideas de sacarla de la política argentina me parecían delirantes. Nada hubiera sido gobernable sin Cristina en el centro”, definió Alberto.

“Muchos me decían que la idea de la Cristina cambiada que yo proponía era falsa. Se cansó de dar pruebas de que hay otra Cristina. No es una Cristina con otras convicciones, es una Cristina más madura”, concluyó.