Alcen la barrera para que pasen los negociados

La ex directora de asuntos jurídicos de Vialidad Nacional reveló cómo se realizaron los negociados para que el grupo Socma, de la familia Macri, recibiera el beneficio de una prórroga en las concesiones millonarias de los peajes.

 viernes, 2-agosto-2019

El Grupo Socma, de la familia de Mauricio Macri, fue beneficiado con una prórroga de 500 millones de dólares, sin pasar por el Congreso ni licitación alguna.


Esquivar la ley y conocer las trampas para mantener los privilegios. La ex directora de asuntos jurídicos de Vialidad Nacional, Julieta Lucila Ripol, vio desde la primera fila cómo se organizaron y tejieron las maniobras legales para que el Grupo Socma, de la familia de Mauricio Macri, fuera beneficiado con una prórroga multimillonaria para continuar gestionando los peajes de Ausol (Acceso Norte) y GCO (Acceso Oeste).

En una entrevista publicada por Página 12, Ripol contó cómo se realizó el direccionamiento de concesiones por las que el presidente quedó imputado por la justicia, junto con el ex director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel y el ministro de Transporte Guillermo Dietrich. “Claramente lo que hubo fue un direccionamiento de dos concesiones multimillonarias de obra pública, a socias de las empresas del Presidente”, contó la abogada, especialista en Asesoramiento Jurídico del Estado. El mecanismo implementado para ocultar las huellas de las maniobras fue copar todas las dependencias de Vialidad Nacional con funcionarios designados por el Poder Ejecutivo, cuando debería tratarse de un organismo autárquico e independiente del gobierno de turno.

En total, el beneficio fue de 499 millones de dólares que pagó el Estado, a través de la renegociación de un contrato con privilegios y que se otorgó sin llamado a licitación ni votación del Congreso. Según la abogada, la estafa tuvo tres fundamentos. “En 2015, después del resultado de las PASO, Ausol, hace un reclamo administrativo pidiendo la renegociación integral del contrato, que vencía recién en 2020. Ahí comenzaron a preparar el terreno. Lo tenían todo premeditado. Después Macri gana el balotaje y ahí ya tenían todo armado. El 7 de diciembre de 2015 –tres días antes de la asunción presidencial– Abertis, socia principal y controlante extranjera de Ausol, presenta un reclamo millonario ante el Ciadi. El 17 de diciembre el organismo recepta la denuncia formalmente. Ni bien asume Dietrich sale a decir que se renegociaban los contratos porque se estaba tramitando una demanda ante el Ciadi que nos iba a salir una fortuna a los argentinos. Según ellos era un negoción bárbaro para la Argentina, porque la demanda internacional era por 1100 millones de dólares y ellos iban a renegociar por 500 millones. Todo eso fue la primera puesta en escena de lo que fue la simulación, el fraude y la estafa”. “La segunda estafa está en cuando Macri vende sus acciones”, contó Ripol.

“Como ya se descontaba la renegociación integral con la prórroga del plazo de concesión, el precio de las acciones se disparó. Si la concesión se está por vencer las acciones van a valer dos mangos con cincuenta”, dice Ripol, y agrega que como ya se sabía que iban a renegociar y además aumentaron antes las tarifas de los peajes, “las acciones subieron notablemente”. La especulación se hizo de manera magistral: en enero de 2015, las acciones de Ausol valían $4, en diciembre de ese año se fue a $14,50 y con el aumento de la tarifa de peajes se fue a $75,50. Ahí fue cuando Socma se desprendió de su paquete accionario, con lo que obtuvo unos 19,7 millones de dólares.

La tercera parte de la estafa fue, según la abogada, la renegociación integral del contrato y en los términos en los que se hizo. “En la misma persona confluyeron el empresario que se benefició económicamente con el aumento de las tarifas del peaje, con la venta de las acciones y con la renegociación integral del contrato de concesión. No es que Macri solamente estuvo de los dos lados del mostrador, fue él mismo en todos los casos. Todo confluyó en su persona; negociación incompatible, fraude y estafa”, aseguró.