Alto riesgo: para el FMI, Argentina no es de confiar

Junto con Turquía, el país está calificado como de alto riesgo para los inversores y advirtió que el crecimiento es precario y está subordinado a la estabilidad de los mercados.

 miércoles, 24-julio-2019

El FMI ubicó a la Argentina junto con Turquía como los países con mayores dificultades para crear estabilidad en los mercados.


El mismo que nos presta la plata es el que avisa al resto que mejor que no lo hagan. El FMI definió a la Argentina como una de las economías más riesgosas del mundo, junto con Turquía.

La publicación de la última actualización del informe sobre “Perspectivas de la Economía Mundial”, que salió en abril pasado por última vez, determinó que la Argentina se encuentra en una situación de alto riesgo para los potenciales inversores dadas las “tensiones” que están atravesando los países emergentes y cuya estabilidad depende de la confianza de los mercados.

En aquella evaluación, el FMI proyectó una caída del 1,3% en el PBI de la Argentina para el 2019 y que el crecimiento previsto para 2020 se ubicaría en un promedio del 1,1%. En el análisis global, los índices ubican al país en un escenario donde el crecimiento previsto mundial se prevé en un 3,2% para este año y en un 3,5% para el próximo, mientras que para América Latina el pronóstico se reduce en un 0,8%, entre el 1,4% previsto para 2019 y el 0,6% anunciado para el 2020.

“La considerable revisión a la baja para 2019 refleja las rebajas de las calificaciones crediticias de Brasil y México”, apuntó el informe del Fondo, y argumentó que en el caso de Brasil “el ánimo se ha deteriorado notablemente, dada la persistente incertidumbre acerca de la aprobación de la reforma de las pensiones y otras reformas estructurales”.

Y mientras el riesgo de colapso disminuye para países en crisis como Irán y Venezuela, los procesos de ajuste que están aplicando Turquía y Argentina provocan escenarios de alta incertidumbre para los potenciales inversores.