Amar la traza

Luego de que se descartara la traza original de la Autovía de Punilla, las asambleas que defienden el monte ya piensan en la próxima etapa. Piden que el nuevo diseño se desarrolle de forma participativa. “Hay que hacer efectivo el eslogan ‘Córdoba entre todos’”, dijo Marcela Fernández, abogada de las Asambleas Ambientales de Punilla.

 jueves, 4-octubre-2018

Los ambientalistas piden participación en el diseño de la nueva traza, para que el ambiente sea afectado lo menos posible.


La noticia sorprendió y generó júbilo entre los ambientalistas: hace dos días, el presidente de Caminos de las Sierras, Jorge Alves, confirmó que la obra no se hará por la traza que estaba pautada y que se evaluarán nuevas opciones. Así, se inició una nueva etapa en la lucha de las asambleas de vecinos. “La primera reacción fue no poder creer que frenamos entre todos un proyecto de miles de millones de pesos y con fuertes intereses. Nos dio alegría, pero ya estamos pensando en lo que viene, exigiendo la participación ciudadana que viene siendo ignorada en Córdoba”, expresó Marcela Fernández, abogada de las Asambleas Ambientales de Punilla.

Casi como si fuera una declaración cassettera de un futbolista luego de conseguir una victoria, las organizaciones ambientalistas saben que el festejo no durará mucho. En su caso, no hay cassette y la prisa es concreta: el gobierno planteó que la nueva traza debería tomar forma en los próximos 60 días.

“Ahora tenemos que estar todos incluidos. A este eslogan que se instaló de ‘Córdoba entre todos’ hay que hacerlo efectivo. Veníamos con una Córdoba entre pocos”, graficó Fernández. En ese sentido, dijo que “la traza tendrá que definirse en forma participativa” y aclaró: “No queremos proyectos impuestos. Tenemos que llegar a los consensos necesarios para evitar conflictos”.

La traza que se descartó cruzaba por la montaña, con la necesidad de un gran desmonte, afectaba un yacimiento de uranio y recursos hídricos. El dibujo iba por el este. La próxima traza deberá hacerse por el oeste. Es lo único que puede confirmarse por ahora en relación al nuevo plan. Todo lo demás, deberá discutirse en las instancias en las que los vecinos piden tener lugar.

Por último, la abogada ambientalista aclaró que las organizaciones no se oponen a la obra sino que quieren que se haga de una manera que afecte lo menos posible al ecosistema. “Todos queremos mejorar los corredores viales, el tema es por dónde. Esta traza era insostenible para el gobierno”, manifestó.