suscripcion alreves.net.ar

Ante cualquier duda consulte a su médico

Después de que Donald Trump promocionara su consumo a contramando de las recomendaciones de sus propios especialistas de salud, Jair Bolsonaro se sumó a la campaña a favor del uso de la cloroquina para combatir el Covid-19. Ayer, el mismo día en que murió un diputado de su partido infectado por coronavirus y al que se lo estaba tratando con esa droga, el presidente brasileño liberó la comercialización de la droga en todo el país.

 Jueves, 21-mayo-2020

Igual que Donald Trump, Jair Bolsonaro impulsa el consumo de cloroquina, para combatir el coronavirus, a pesar de que no está demostrado que sirva para el virus y luego de la muerte de un diputado de su partido que fue tratado con la droga.


Mientras Brasil sube en el ranking de los países con más casos de contagios de coronavirus, más muertes y peor política de salud pública implementada durante la pandemia, Jair Bolsonaro liberó la comercialización de cloroquina, aunque dejó la responsabilidad por cualquier consecuencia y daño colateral a los usuarios.

Liberado de cualquier mala influencia de los ministros de salud, que se habían confabulado para contradecirlo y tuvo que echarlos de sus cargos, Jair Bolsonaro nombró a un militar sin antecedentes en la medicina para esa cartera y decretó un protocolo de uso de la cloroquina para el tratamiento de coronavirus, a pesar de que incluso él mismo asegura que no está comprobado por la ciencia que sea eficaz para combatir el Covid-19. Claro que su uso es con reservas, y quien vaya a consumirlo deberá firmar un documento en el que acepta todos los efectos secundarios y los posibles efectos colaterales dañinos que pueda tener en su salud.

Poco después de que Donald Trump anunciara al mundo que está tomando la misma droga, Bolsonaro se suma a la cruzada de poner su voto de confianza en lo incomprobable y liberó la venta del producto, que se emplea en el tratamiento de la malaria, el lupus y algunas enfermedades autoinmunes. “Estamos es en guerra (..) Dios bendiga a Brasil”, anunció el presidente brasileño. “Aún no existe comprobación científica, pero (la cloroquina) está siendo usada en Brasil y en todo el mundo”, agregó, sin más argumentos.

El anuncio llegó el mismo día en que el diputado Gil Vianna, del mismo signo político que el presidente, fallecía por coronavirus en Río de Janeiro, donde además se estaba tratando con cloroquina.