Antes de que sea demasiado tarde

Organizaciones sociales, médicos, instituciones y entidades de salud se organizaron en una alianza para denunciar a Jair Bolsonaro por genocidio ante la Corte Penal Internacional de La Haya. Desde el comienzo de la pandemia, más de 87 mil personas murieron en Brasil y apuntan a la gestión del presidente por la ausencia de políticas sanitarias, la minimización de los peligros del Covid-19 y la arenga a la desobediencia civil contra las restricciones impuestas por los gobernadores disidentes.

 martes, 28-julio-2020

Más de 60 organizaciones e instituciones de salud elevaron una denuncia por genocidio ante la Corte Internacional de La Haya, contra el rpesidente brasileño Jair Bolsonaro.


La unión hizo fuertes a los que están intentando contrarrestar la ausencia de políticas sanitarias que contengan y combatan el avance del coronavirus en Brasil y más de 60 entidades de profesionales de la salud se organizaron para denunciar penalmente a Jair Bolsonaro por el delito de genocidio en Brasil ante la Corte de La Haya.

El presidente brasileño, que continúa en aislamiento luego de haberse contagiado del virus, fue uno de los principales detractores de las medidas de protección de la población recomendadas por la OMS y hasta por sus propios ministros de Salud, a los que eyectó del gabinete por no alinearse a su política de minimizar la pandemia. “Esta actitud de desprecio, negligencia y negacionismo ha tenido consecuencias desastrosas, con el consiguiente aumento de la diseminación y el colapso total de los servicios sanitarios, que se encontraron sin las condiciones mínimas para asistir a la población, lo que derivó en muertes sin más controles”, dice la denuncia, presentada el domingo ante la Corte Penal Internacional y que reclama que Bolsonaro sea condenado po genocidio.

Profesionales de la salud, movimientos sociales y la Red Sindical UniSaúde, unieron fuerzas para sostener la demanda, que en 64 páginas plantea el reclamo de más de un millón de profesionales de la salud brasileña y que subraya los fallos graves y mortales que cometió Bolsonaro en la crisis sanitaria mundial que desencadenó el Covid.

“Ya se han hecho tres denuncias al tribunal. Entendemos que son importantes y no estamos compitiendo. Estamos intentando aportar evidencias técnicas. Representamos a sindicatos de diferentes sectores, la mayoría de ellos de profesionales de la salud, y aportamos información que demuestra que existe un delito, ya sea por acción u omisión”, dijo Márcio Monzane, secretario regional de UNI Américas, en una entrevista con el diario El País.