Despejado

34°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Anti derechos al ataque

Detrás del recurso extraordinario de Portal de Belén, que dejaría en suspenso la Guía del Aborto No Punible en Córdoba, hay algo más que un sinsentido judicial para quitar derechos a las mujeres. La organización católica considera que los actuales miembros de la Corte Suprema podrían tener otra mirada sobre el aborto no punible, distinta a la de los siete jueces que firmaron el fallo FAL en 2012. Además, con elecciones a corto plazo, el antiabortismo es una bandera electoral que el sector piensa explotar.

 Viernes, 8-febrero-2019

2018 fue el año del debate sobre el aborto. No salió la ley, pero hubo avances fuertes en la agenda pública.


Portal de Belén quiere llevar a la Corte Suprema de Justicia el Protocolo de Aborto no Punible que elaboró el Ministerio de Salud de la Provincia a partir del fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia. Más sinsentido no viene.

Lo que hay detrás de la decisión de la ONG Católica, (además de intentar quitar derechos e inmiscuirse en las decisiones de las mujeres) es la idea de que la actual composición de la Corte no es la misma que la que emitió el fallo FAL en 2012 y que por lo tanto podría haber un cambio de posición sobre la interpretación del artículo 86 del Código Penal y la desjudicialización del aborto no punible.

En aquel momento, el Alto Tribunal estaba integrado por Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Maqueda y Eugenio Zaffaroni, los jueces del voto mayoritario, y por Carmen Argibay y Enrique Petracchi, con votos propios pero en el mismo sentido que los anteriores.

Portal de Belén considera que el cambio de nombres y de relaciones de poder en el seno de la Corte pueden modificar la jurisprudencia: por eso quiere que la Corte resuelva sobre la cuestión de fondo del asunto.

De los jueces del fallo FAL ya no están Fayt, Zaffaroni, Petracci ni Argibay. Argibay y Zaffaroni estaban a favor de la despenalización completa del aborto. En su reemplazo (hoy son cinco jueces) entraron Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti: el primero responde directamente al gobierno de Macri y el segundo pareciera estar jugando en una nueva “mayoría peronista” con Lorenzetti y Maqueda. En cualquier caso, son jueces distintos.

El fallo FAL (a partir del caso de una adolescente violada de Chubut, a la que se le practicó un aborto que fue judicializado) precisó los alcances del aborto no punible según el artículo 86 del Código Penal y recordó que en dichos casos (violación y riesgo para la salud de la madre) el aborto no es judiciable y los profesionales no necesitan autorización de la Justicia para realizarlos. Además, la Corte urgió a las provincias a que elaboren un protocolo o guía de procedimientos para que los hospitales y médicos puedan actuar en caso de mujeres embarazadas por violación o con riesgo para su salud. Asi lo hizo Córdoba (como otras provincias), pero ni bien salió el procedimiento, Portal de Belén presentó un amparo por supuesta inconstitucionalidad y detuvo su aplicación, hasta el 18 de diciembre pasado.

Recurso extraordinario

Ahora, Portal de Belén presentó un recurso extraordinario ante la Corte Suprema para detener la aplicación del Protocolo en los hospitales provinciales de Córdoba, luego del tardío aval que le dio el TSJ en diciembre.

A la Justicia cordobesa le llevó siete años fallar a favor de la constitucionalidad del Protocolo. Ahora deberá decidir si concede o no este recurso. Mientras tanto, el Protocolo quedó suspendido y los hospitales provinciales no lo aplicarán. Como hasta diciembre, los abortos no punibles seguirán practicándose en la Maternidad Nacional de Córdoba, ya que al ser un establecimiento de la Nación, no tiene impedimento para aplicar el instructivo.

Año electoral

Por otra parte, 2019 es un año electoral y Portal de Belén tendrá sus candidatos a legisladores provinciales y posiblemente a gobernador, de la mano del actual legislador y ex director de la ONG, Aurelio García Elorrio. Elorrio y Encuentro Vecinal Córdoba -tal el partido que encabeza- sabe que la bandera antiaborto que enarbola buena parte de la población cordobesa es suya, prácticamente sin competencia. Y la piensa explotar durante la campaña. En ese sentido, el mensaje será que el PRO impulsó la ley de Aborto en el Congreso, la UCR acompañó y la esposa del gobernador Schiaretti, la diputada Alejandra Vigo, se abstuvo de votar. La suma algebraica deja al “elorrismo” como el único candidato (entre los medianos) con militancia antiaborto. Parte de la movida contra el Protocolo tiene que ver con esos objetivos.