“Apuntamos a los sectores más bajos de la escala salarial”

El ministro de Trabajo de la Nación confirmó esta tarde el aumento salarial para los trabajadores privados. El incremento solidario será de 4000 pesos, se cobrará en dos partes y tendrá carácter remunerativo. La medida busca “recomponer el bolsillo de los trabajadores”, según manifestó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y alcanzaría a alrededor de 6 millones de personas. “Un millón 300 mil trabajadores van a recuperar el poder adquisitivo perdido en el 2019”, aseguró Claudio Moroni.

 viernes, 3-enero-2020

Claudio Moroni explicó en conferencia de prensa que los 4000 pesos para los trabajadores privados "no es un bono, ni una suma extraordinaria: es un incremento salarial".


En el marco de una serie de disposiciones macroeconómicas, el gobierno nacional informó que mañana estará publicado el decreto en el Boletín Oficial en donde se establece un aumento salarial para todos los trabajadores y trabajadoras del sector privado. La suma será de un total de 4000 pesos y se cobrará en dos partes: 3000 pesos en enero y 1000 en febrero. El “incremento solidario” –que no es un bono, sino una suma fija para todas las escalas– tendrá carácter remunerativo, es decir, se integrará al salario y quedará a cuenta de futuras paritarias. La normativa aclara que será proporcional en el caso de cargas horarias menores a las convencionales o legales. “De esta manera, un millón 300 mil trabajadores logran recuperar el poder adquisitivo perdido en el 2019”, aseguró el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

“Apuntamos a los sectores más bajos de la escala salarial y a darles un piso de negociación”, señaló el funcionario. En ese sentido, remarcó que “no pretendemos reemplazar la negociación colectiva, sino que puedan dar una discusión más tranquila” y que en los casos en que se lograran acordar futuros aumentos por paritarias, “las sumas se superponen, no se compensan”. Asimismo, sostuvo que decidieron limitar el impacto laboral de esta medida eximiendo de las contribuciones patronales a “aquellos que favorecimos con la Ley de Solidaridad”, es decir a las pymes que cuenten con el certificado “MyPyme”, aunque las mismas tendrán un plazo de 60 días para tramitarlo.

Si se tiene en cuenta la cantidad de empleados “en blanco” que hay en el ámbito privado, la medida alcanzaría a alrededor de 6 millones de trabajadores del país, mientras que para los trabajadores estatales o públicos – según explicaron – también está previsto un aumento pero será implementado a través de otro decreto. De igual manera sucedería con los trabajadores/as que estén bajo el Régimen de Trabajo Agrario y el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares con quienes se va a realizar una negociación aparte. “La idea es trabajar de forma previsible tanto sobre los ingresos como sobre los precios, tal cual lo explicó el ministro de Economía Martín Guzmán”, concluyó Moroni.