Apunten a las pensiones por invalidez, segunda parte

La Agencia Nacional de Discapacidad está enviando cartas documentos a los titulares de pensiones por invalidez laboral, para que demuestren que lo son. El objetivo es reducir el gasto público para pagar servicio de deuda por $596.000.

 lunes, 26-noviembre-2018

Intentaron una reducción por decreto, pero los amparos judiciales se lo impidió. Lo están haciendo lo mismo.


El gobierno lo hizo de nuevo. El año pasado intentó recortar las pensiones a la invalidez laboral mediante un decreto que provocó muchísimos reclamos judiciales, y ahora va por lo mismo, caso por caso. El objetivo es aportar al recorte del gasto público (400 mil millones según el Presupuesto 2019) para destinar los fondos al pago de servicios de deuda.

El millón de pensiones a la invalidez laboral existentes en la actualidad, según el Gobierno, implicarán en 2019 un costo de $114.000 millones. Pero el pago de intereses de deuda representará el equivalente a $596.000 millones, con un alza interanual del 50% respecto a 2018.

A través de la Agencia Nacional de Discapacidad que depende de Carolina Staney y depende políticamente de la vicepresidenta Gabriela Michetti, la administración Cambiemos trazó un plan para retirar las pensiones por discapacidad laboral otorgadas durante el gobierno anterior. La AND envió 9000 cartas documentos a otros tantos titulares de pensiones. Los beneficiarios deben demostrar que tienen una incapacidad física o psíquica del 76%, por lo que no pueden trabajar. Además, tienen que demostrar no estar cobrando otra asignación estatal ni tener ingresos propios ni del grupo familiar.

De las 9000 cartas enviadas, según el diario La Nación, alrededor de 950 titulares presentaron su descargo en las oficinas de la Anses y unos 400 renunciaron. Con este sistema, esperan licuar todo el sistema de prestaciones.