Asesinato de Rafael Nahuel: detuvieron al acusado de matarlo por la espalda

Francisco Javier Pintos fue detenido hoy en Buenos Aires, luego de que la Cámara Federal de General Roca ratificara el procesamiento con prisión preventiva del prefecto. Rafael Nahuel, de 22 años, fue baleado por la espalda en Villa Mascardi, en noviembre de 2017.

 miércoles, 12-junio-2019

El cabo Pintos, del grupo especial Albatros, está acusado por el homicidio agravado por el uso de armas de Rafael Nahuel.


El cabo de Prefectura Francisco Javier Pintos deberá esperar en prisión el juicio en el que está imputado por el homicidio agravado por el uso de arma de fuego de Rafael Nahuel, el joven mapuche asesinado por la espalda en Villa Mascardi, en noviembre de 2017.

Así lo determinó la Cámara Federal de General Roca, que ratificó la prisión preventiva del cabo y ordenó su inmediata detención, luego de que se desestimara la teoría del “enfrentamiento” instalada desde la fuerza y su defensa.

La detención se resolvió “en razón del cambio de calificación y el imperativo del artículo 312 del Código Procesal Penal, puesto que cuando estamos en presencia de un delito de los que se ha dado en llamar ‘no excarcelables’, la prisión preventiva debe ser dictada”, dice el fallo de la cámara. El 15 de mayo pasado, el juzgado determinó las responsabilidades políticas detrás del direccionamiento de la causa y dejó en claro que el asesinato del joven mapuche de un disparo por la espalda, durante el desalojo y represión en Villa Mascardi, fue protagonizado durante el operativo de una patrulla del grupo Albatros. “Es notorio que el Ministerio de Seguridad ha asumido, en la actual gestión, un rol activo en la defensa irrestricta de los funcionarios de las fuerzas de seguridad involucrados en episodios bajo investigación judicial. Y lo ha hecho no con la mesura, la distancia y el respeto por el Poder Judicial de la Nación y la división de poderes que exige la República, sino con intervenciones que no toman en cuenta el trámite de las causas judiciales, sus tiempos ni las decisiones de los magistrados”, resolvieron los camaristas.

En un texto firmado por los jueces Mariano Lozano, Richard Gallego y Ricardo Barreiro, los camaristas cuestionaron a la ministro Patricia Bullrich por sus declaraciones e intervenciones mediáticas sobre el caso. “Antes de que las pesquisas avancen lo suficiente como para echar mínima luz sobre los sucesos, se publicaron declaraciones del más alto nivel cuestionando a la judicatura, o las medidas probatorias dispuestas o, lisa y llanamente, sentenciando –mediáticamente– que el o los funcionarios implicados no han cometido delito y que son inocentes”, declararon.