Bajó el consumo y el dólar, pero los combustibles suben

Es el aumento número 14 del año y la suba acumulada en 2018 es del 65% promedio. En diciembre habrá un aumento de impuestos a los combustibles inamovible. Hoy, llenar un tanque de 55 litros de premium cuesta entre 2.300 y 2.500 pesos. Los combustibles siguen su rumbo, mientras la demanda cae, y muy fuerte en premium.

 viernes, 2-noviembre-2018

La nafta premium, a 47 pesos promedio el litro, se convirtió en un artículo de lujo.


El dólar bajó 5 pesos en el último mes, el consumo se desplomó el 10% en septiembre respecto a agosto, pero los combustibles continúan subiendo. La petrolera Axion aumentó hace horas hasta un 7% sus combustibles, por lo que el litro de nafta súper se fue a $43,50.

Se espera la inminente suba de las otras compañías. Es el incremento número 14 en lo que va del año y acumula un 65%. Las petroleras, aún con la baja del precio del crudo y la tranquilidad cambiaria, aseguran que todavía existe un desfase del 10% en relación a los precios externos del producto.

Por otra parte, en diciembre ya hay un aumento inamovible: el del impustos a los combustibles que fija el estado nacional.

Con ese incremento, ya hay asegurado para diciembre un piso inflacionario alto por el traslado a los precios mayoristas y minoristas.

A diferencia de otros mercados, donde la caída de la demanda ayuda a retraer los precios, en los combustibles se daría la inversa, porque según datos de septiembre de la Secretaría de Energía, la venta de gasoil se contrajo un 10% interanual y la de nafta un 7,8%. En las naftas, hubo un traspaso de la premium a la súper o básica, porque la diferencia de costos a la hora de cargar el tanque es importante. Las naftas premium cayeron más de un 27% en su demanda. Comparado con agosto, en septiembre hubo una caída de demanda del 10,2% (naftas + gasoil)

Hoy, llenar un tanque de nafta premium de 55 litros (un Gol, por ejemplo) cuesta entre 2.300 y 2.400 pesos, según la marca que se cargue. Este coche consume cerca de 7 litros de nafta cada 100 km en quinta marcha, a 100 km por hora constantes, y un poco más en ciudad. Si esa familia recorre 100 kilómetros diarios (algo bastante probables si vive en el Gran Córdoba y trabaja en la Capital y si hay niños a los que llevar a diferentes actividades), el combustible le alcanzará para ocho días.