Bolsonaro y una campaña a la carta para Macri

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, hizo "un llamado al pueblo argentino para que Dios los bendiga a todos en octubre" y que voten "con más razón y menos emoción". Hace un mes, el Gobierno argentino le pidió que relacione a Cristina con Venezuela y hoy dijo: "Que no haya más Venezuelas en la región".

 jueves, 6-junio-2019

Dos tipos audaces: Bolsonaro le puso a Macri una gorra de la selección brasileña y ambos posaron sonrientes.


La visita del presidente brasileño Jair Bolsonaro fue una nueva oportunidad para que el mandatario del vecino país hable sobre las elecciones en Argentina. Sin prestar demasiada atención a la consigna diplomática de no opinar sobre asuntos internos de otros países, el exmilitar hizo un llamado “a todo el pueblo argentino para que Dios los pueda bendecir a todos, porque tendrán por delante, ahora, en octubre, las elecciones” y pidió que haya “mucha responsabilidad, como en gran parte hubo en Brasil”.

“Más razón y menos emoción para poder decidir el futuro de este país”, arengó de manera increíble Bolsonaro, lanzado decididamente a hacer campaña por Mauricio Macri, a quien llamó “mi hermano”. El mandatario argentino devolvió gentilezas al asegurar que “ambas visitas -la de Bolsonaro a Buenos Aires y la suya a Brasil- ratifican el nivel de importancia que le asignamos a esta relación”.

“Dios bendice al pueblo argentino en este momento que se aproxima para que pueda elegir lo mejor, porque de esa manera tendremos paz, prosperidad y alegría entre nuestros pueblos”, añadió Bolsonaro.

Según el diario brasileño O Globo, hace un mes el hijo del presidente brasileño, Eduardo Bolsonaro, se reunió con un alto dirigente del Gobierno argentino y le preguntó cómo podían ayudar a la reelección de Macri. “Siempre que sea posible, relacionen a Cristina Kirchner con Venezuela”, asegura O Globo que respondió el argentino. Atento al pedido de Macri, hoy Bolsonaro solicitó “preocuparnos y tomar decisiones concretas” para “que no tengamos nuevas Venezuelas en la región”.

A su vez, Macri -en cuya gestión la violencia institucional se disparó y que tuvo como ejemplo más cruento la masacre de San Miguel del Monte- destacó “el compromiso absoluto que tenemos, tanto Brasil como Argentina, en la defensa de los derechos humanos y la democracia”. Por supuesto que en realidad se refería a la situación de Venezuela: “Seguiremos haciendo todo lo posible, desde acá, para ayudar a que se reestablezca la democracia”.

En tono jocoso y como muestra de apoyo explícito, Bolsonaro culminó su visita regalándole a Macri una camiseta de la selección brasileña con el número 10 y su nombre, además de colocarle una gorra de la selección verdeamarela.