Bolsonaro se alió con la pandemia

El presidente brasileño convocó a una marcha para pedir la intervención militar del congreso y llamó al pueblo a romper la cuarentena. Mientras, su hijo publicó un video intimidatorio junto a una veintena de tiradores, al grito de "Bolsonaro" y disparando sus armas en una práctica de tiro al blanco.

 lunes, 20-abril-2020

Jair Bolsonaro marchó junto a sus seguidores y acompañó el pedido de un golpe militar para intervenir el congreso brasileño.


El presidente brasileño Jair Bolsonaro marchó con un grupo de 600 personas en las calles de Brasilia, para reclamar por la intervención militar del congreso y pidió romper la cuarentena declarada para prevenir los contagios de coronavirus en todo el país.

“No queremos negociar nada”, declaró el mandatario, en un discurso breve varias veces interrumpido por ataques de tos. “Estoy aquí porque creo en ustedes y ustedes están aquí porque creen en Brasil”, agregó y dijo que “todos en Brasil tienen que entender que están sometidos a la voluntad del pueblo brasileño”. “Juramos un día dar la vida por la patria y vamos a hacer lo que sea posible para mudar el destino de Brasil. Ustedes tienen la obligación de luchar por su país. Cuenten con su presidente para hacer todo lo que sea necesario para que podamos mantener la democracia y garantizar aquello que es más sagrado para nosotros que es nuestra libertad”, les dijo a los militantes.

Mientras tanto, su hijo Carlos, que se encontraba en su práctica habitual de tiro al blanco, subió a sus redes sociales un video intimidatorio y violento, en el que se lo ve junto a una veintena de hombres armados, que al grito de “¡Bolsonaro!” vacían sus cargadores contra un blanco que no se ve.

En un desafío abierto a las normas vigentes de aislamiento social decretado por los legisladores de Brasil, el presidente se unió a la marcha frente al Cuartel General del Ejército donde pidieron a la milicia que ocupe el Congreso, con pancartas que decían “Intervención ya con Bolsonaro” y reclamando la aplicación del Acta Institucional Número 5, con la que en 1968 se cerró el congreso y se suprimieron garantías constitucionales.

Brasil es el país latinoamericano con mayor cantidad de infectados y de muertos, con un total que ascendió el fin de semana a los 38.654 casos y 2.462 fallecimientos. Sin embargo, Bolsonaro continúa sosteniendo sus postura de minimizar los riegos de la pandemia, despidió a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, y sigue reclamando la reactivación de los sectores productivos y la rebeldía social contra la cuarentena.