Bolsonaro tremens

El presidente de Brasil convocó a un "ayuno religioso" para combatir la pandemia de coronavirus. Mientras la aprobación de su gestión toca fondo en las encuestas, Bolsonaro insiste en no atender las recomendaciones de la OMS y de su propio ministro de Salud para instalar el aislamiento obligatorio.

 lunes, 6-abril-2020

Jair Bolsonaro convocó a un "ayuno religioso" para que se termine la pandemia de coronavirus


El presidente brasileño Jair Bolsonaro convocó a realizar un “ayuno religioso” para que se pueda superar la pandemia de coronavirus, con una consigna que fue replicada por los líderes religiosos de la iglesia evangelista que viene apoyándolo desde sus inicios en la política.

La convocatoria fue difundida desde las redes sociales de los pastores evangélicos, que pidieron a los fieles sumarse a la “mayor campaña de ayuno y oración vista en la historia de Brasil”, organizada para ayer domingo. “Los más grandes líderes evangélicos en este país han respondido a la santa proclamación hecha por el jefe supremo de la nación, el presidente Jair Messias Bolsonaro”, publicaron en un video que puede verse en Twitter.

Mientras tanto, Brasil ya suma más de 10.000 infectados por el Covid-19 y hay más de 430 muertos, con la desaprobación mayoritaria de la gestión de la crisis sanitaria que está realizando el gobierno nacional. Hace pocos días, Bolsonaro comparó el coronavirus con un “resfriadito”, aunque su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, tomó distancia de su jefe y pidió que las medidas se guíen “por la ciencia”. “Es una lucha grande en la que vamos a necesitar mucha paciencia, mucha resiliencia”, dijo el ministro.

Según un estudio del Datafolha realizado la semana pasada, el 39% de los brasileños desaprueba las acciones de Bolsonaro para enfrentar la pandemia, mientras que el 42% considera que su gestión es “mala” o “pésima”.