Bonadío procesó a Cristina como “jefa de una asociación ilícita”

El juez Claudio Bonadío procesó a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner como jefa de una asociación ilícita en la causa de las fotocopias de los cuadernos. Es una medida que se venía rumoreando desde fines de la semana pasada. También fueron procesados De Vido y Baratta.

 lunes, 17-septiembre-2018

El juez Claudio Bonadío hizo correr el rumor días atrás y ahora ejecutó: procesó a Cristina, dictó prisión preventiva y reiteró el pedido de desafuero.


Finalmente, el juez Claudio Bonadío cumplió con lo que se preveía: dictó el procesamiento contra 42 de los imputados en la causa de las fotocopias de los cuadernos, entre los cuales señala a Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner como quienes comandaban la supuesta organización delictiva.

Entre los procesados están el exministro de Planificación, Julio De Vido, el segundo en la línea jerárquica de esa cartera, Roberto Baratta, el secretario de Obras Públicas, José López, el propio chofer Oscar Centeno y varios de los empresarios que declararon como arrepentidos.

“Cabe sostener que Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández, quienes detentaron el cargo de Presidente de la República Argentina que ejercieron entre el 25 de mayo de 2003 y el 9 de diciembre de 2007, y el 10 de diciembre de 2007 hasta el 9 de diciembre de 2015, respectivamente, se vislumbran como los jefes de esta asociación delictiva”, escribió Bonadío.

Incluso reiteró el pedido de prisión preventiva contra la expresidenta –que depende de que el Senado decida su desafuero ya que, según el juez, los funcionarios en libertad “podrían entorpecer el accionar judicial” y señaló como prueba de ello las carpetas que se secuestraron en el domicilio de la expresidenta en El Calafate. Esos documentos contienen información pública sobre distintos actores políticos y son compatibles con la función de senadora que ejerce Cristina.

En la resolución, Bonadío dictó el procesamiento contra la expresidenta por 22 hechos de admisión de dádivas y 5 hechos de cohecho pasivo (cobro de coimas). Todos basados, por ahora, en lo que figura en las fotocopias de los cuadernos y en las declaraciones de los arrepentidos, que brindaron su testimonio a sabiendas de que declararse inocentes y no responsabilizar a Cristina les valdría la prisión preventiva.

El desafuero en el Senado no parece cosa sencilla: el peronismo pichettista ya había dicho que sin sentencia no iba a votar contra la senadora. El propio Pichetto reiteró hoy que en estas condiciones –sin fallo firme- esa chance tiene las puertas cerradas: “Es imposible producir el desafuero y la detención de un senador, presidente, ministro”. Además, reiteró la advertencia que hiciera al oficialismo semanas atrás en el Senado, al asegurar que “es un tema muy peligroso” y que “mañana le puede pasar al propio presidente”.