Cada vez más lejos

Así como la pandemia afianzó la fortuna de los más ricos, también profundizó la brecha de género en el mercado laboral. La pérdida de empleos afectó más a mujeres que a hombres en todo el mundo, pero fue el continente americano donde se observó el mayor porcentaje. El dato impacta sobre el tímido progreso observado durante los últimos 15 años.

 Martes, 20-julio-2021

Una vez más, las mujeres fueron quienes más sufrieron el desempleo como consecuencia de la crisis desatada por la pandemia.


Luchar contra molinos de viento quizás parezca más sencillo. Achicar o- en el mejor de los casos – terminar con la brecha de género en el mercado laboral es un objetivo que está cada vez más lejos. Al tímido progreso observado en los últimos 15 años en virtud de políticas educativas, sociales y económicas, se le cruzó la pandemia.

De acuerdo a un informe de la Organización Internacional del Trabajo, el coronavirus golpeó en mayor medida el trabajo de las mujeres que el de los hombres. Los datos son reveladores: la diferencia en la pérdida de empleo en el último año y medio fue peor para ellas en todos los continentes. Los números se agravan cuando se trata de América, ya que fue la región que registró la mayor merma en lo laboral: un 9,4% en contraste con el 2,5% de Europa.

Desempleo mujeres AL alreves.net.ar

Según la OIT, la pandemia empeoró la igualdad de género.

Los investigadores adjudican el problema a la fuerte presencia de las trabajadoras en actividades de la economía informal y/o sectores afectados por el confinamiento como el hotelero y el manufacturero. Según proyecciones de la OIT, la brecha no se achicará en el corto plazo. Menos de la mitad de las mujeres tendrán empleo este año y, para el 2022, la recuperación no logrará alcanzar las cifras del 2019.