Cadena de desaciertos

En su último informe de gestión y análisis, el FMI reconoció parte de la responsabilidad del organismo en el sobreendeudamiento de la gestión de Mauricio Macri y señaló el error de "no haber advertido con suficiente insistencia" sobre los riesgos de semejante préstamo a un gobierno que no daba señales de control sobre la economía.

 miércoles, 28-octubre-2020

Christine Lagarde y Mauricio Macri acordaron el crédito más grande otorgado por el FMI en toda su historia. Ahora, el organismo reconoció su responsabilidad por no haber advertido sobre los riesgos de desmantelar los controles sin un plan macroeconómico.


En un ejercicio inédito de autocrítica, el FMI reconoció su responsabilidad en el sobrenedeudamiento adquirido por el gobierno de Mauricio Macri durante la gestión de Christine Lagarde al frente del organismo. “Debimos avisar con mayor ahínco sobre los riesgos”, escribieron sus especialistas en un informe interno, donde analizan el desempeño del flujo de créditos en los últimos años.

“La experiencia Argentina reciente de un desmantelamiento rápido de controles, antes de que haya un escenario macroeconómico estable, terminó en una crisis seria y proveyó un contraejemplo que resalta los riesgos”, agrega el trabajo, en referencia al crédito stand by de 57 mil millones de dólares que se le otorgó. Según reveló hace algunos meses Mauricio Claver en un foro con diplomáticos chilenos, el crédito se gestionó por orden del gobierno de Estados Unidos, como parte de un plan estratégico para sostener a gobiernos de derecha en la región. “Yo estaba en el Fondo Monetario, y el programa más grande en la historia del Fondo Monetario, lo ocupamos para la Argentina. Que se haya mal manejado el programa, que no se haya ejecutado bien por parte de Argentina, y les haya costado la elección, es una cuestión”, dijo Claver.

Ahora, con nuevo comando a cargo de Kristalina Georgieva, el FMI revisa sus pasos y subraya los fallos. “En 2015 en Argentina, el Staff debió ser más firme en alertar sobre los riesgos de una remoción rápida de las restricciones a la cuenta capital y sobre la necesidad de fortalecer la macroeconomía para que esa apertura sea sostenible”, reconocieron.