Caras de piedra

En un documento bastante pobre y escueto, distinto referentes de la derecha neoliberal del mundo denunciaron que algunos gobiernos están aprovechando la crisis del coronavirus para hacer resurgir el estatismo, el intervencionismo y el populismo. Además, los acusan tanto de restringir libertades y derechos básicos como de manipular la información. La misiva pertenece a la Fundación Internacional para la Libertad que dirige el escritor peruano Mario Vargas Llosa y fue firmada por el ex presidente Mauricio Macri y la actual líder del Pro, Patricia Bullrich, entre otros 147 polémicos personajes.

 viernes, 24-abril-2020

El ex presidente Mauricio Macri y su ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, adhirieron a una carta orquestada por la derecha neoliberal del mundo que opera en contra de la intervención del Estado en este contexto de pandemia


El coronavirus da para todo. Inclusive para que distintos representantes de la política, empresarios y miembros de la cultura – que se ubican bien a la derecha neoliberal del mapa – manifiesten su preocupación por el papel preponderante que están cumpliendo los Estados frente a la crisis sanitaria, social y económica de carácter inédito que mantiene en vilo al mundo entero.

En una carta bastante pobre y escueta de la Fundación Internacional para la Libertad – presidida por el escritor peruano y ferviente defensor del imperialismo, Mario Vargas Llosa – 147 polémicos personajes advirtieron por el resurgimiento del estatismo, el intervencionismo y el populismo. Indicaron que algunos gobiernos aprovechan para “arrogarse un poder desmedido” en medio de la pandemia y señalaron que están restringiendo libertades y derechos básicos, como así también manipulando la información.

Mientras que a Venezuela, Nicaragua y Cuba las denomina como “dictaduras”, el documento ataca a España y a Argentina por sus dirigentes “con un marcado sesgo ideológico” que toman medidas económicas que “la ciudadanía rechazaría resueltamente” en otro contexto. La imputación carece de sustento si se tiene en consideración el alto nivel de aprobación con el que cuenta la actual gestión de la crisis por parte del presidente Alberto Fernández en nuestro país.

En esta compleja y oportuna enajenación de la realidad, finalizan el documento presentando una desopilante dicotomía entre “el autoritarismo y la inseguridad” y esgrimen su temor por el cambio de modelo “alejado de la democracia liberal y la economía de mercado”. Casualmente, la carta es firmada por el ex presidente Mauricio Macri quien durante los cuatro años de gobierno llevó al 35% el nivel de pobreza, aumentó a dos dígitos el índice de desocupación, favoreció la concentración de la riqueza y destruyó la industria. También avaló la nota la ex ministra de Seguridad y actual presidenta del Pro, Patricia Bullrich.

Los otros fóbicos al estatismo

Entre las firmas del documento se encuentran la del ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, el ex mandatario español José María Aznar, el actual presidente de Uruguay, Luis Lacalle. Entre los empresarios figura Alejandro Roemmers, Miguel Mitre y Manuel Tagle, titular de la Bolsa de Comercio de Córdoba. Del ámbito cultural, adhirió el escritor argentino Marcos Aguinis y el filósofo Fernando Savater. También aparecen ex funcionarios de la Alianza, como el ex ministro de Economía y ajustador de universidades, Ricardo López Murphy, y el ex secretario de Cultura Darío Lopérfido.