Carrió descontrolada

La diputada va de derrape en derrape: dijo que a Garavano ya lo ‘mató’ y que “hay que dejar de quejarse y hacer el mayor esfuerzo”. ¿Quién es la señora de las pastillas que entró al Poder Judicial con la dictadura y lleva 24 años en el Congreso –con interrupción entre 2007 y 2009- en los que faltó al 64 % de las votaciones?

 miércoles, 24-abril-2019

En estas horas, apareció un extraño video en el que se ve a Carrió tomar una pastilla tras otra mientras, a su lado, Mario Negri daba un discurso.


Carrió no para. Disfrazada de la parca política, y sintiendo que la abriga Dios –“gracias a Dios se murió De la Sota”, dijo ayer- festeja muertes y lanza amenazas. Hoy, en La Falda, siguió con su raid de declaraciones de alto impacto: “Tenemos buena gente en los ministerios: alguno es imbécil pero qué va a ser. Pero no hace daño…sí hace daño pero no importa, lo vamos a dejar. Yo ya lo maté”. La referencia tiene un destinatario directo: el ministro de Justicia, Germán Garavano.

Además, dijo que no quiere postularse como senadora porque “tiraría una molotov” en la Cámara Alta y agregó que si fuera vicepresidenta de Macri lo tumbaría “en dos días”.

No es la primera vez que la democrática y republicana Carrió amenaza con tumbar funcionarios, matarlos o acusarlos de algo. Hace unos meses, en un discurso en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), pretendió marcarle la cancha al ministro de Producción: “Este Dante Sica por ahí se me quiere correr a la UIA (NdR: Unión Industrial Argentina). Pero yo ya le dije que si se me corre de la alianza con las pymes, y lo digo públicamente, yo le digo ‘traidor’ y me lo bajo”.

No contenta con eso, repudió a quienes reclaman por la brutal crisis económica. “En el peor momento de Cambiemos tenemos que hacer el mayor esfuerzo. Les digo a todos: dejen de quejarse. El otro día no podía pagar el mínimo de las tarjetas y vendí el auto. Estamos pagando. Hay que callarse, hay que dejar de quejarse, porque estamos haciendo una nueva Argentina”, tiró. ¿Quién es la mujer que ayer tomaba una pastilla tras otra mientras su candidato Mario Negri daba un discurso y cómo llegó al lugar en el que está?

Carrió entro al Poder Judicial del Chaco en épocas de la dictadura. “Designase a partir de la fecha del presente decreto, a la Doctora Elisa Maria Avelina Carrió, en la jurisdicción de organización 1, fiscalía de Estado, en el cargo de la categoría 3”, decía la resolución del 7 de febrero de 1978 que daba entrada a la actual diputada, en aquel momento con jóvenes 21 años, a la Justicia. Durante esos años negros, ascendió hasta ser secretaria letrada del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Chaco.

Luego de ser convencional constituyente en 1994, en 1995 entró al lugar donde se asentaría para no irse más: la Cámara de Diputados. De allí en adelante, la mujer que ahora pide hacer “el mayor esfuerzo” y “dejar de quejarse” faltó al 64,32 % de las 1.631 votaciones que se realizaron. Apenas votó 582 veces, contra 1.049 ausencias. Sus años legislativos tuvieron picos de ausencias: en 2011, fue a 4 sesiones y faltó a 52 (93 % de ausencias), en 2012 fue a 8 y faltó a 95 (92 % de ausencias) y en 2016 fue apenas a 32, dejando vacía su banca 158 veces (83 % de ausencias).