Carrió, el Dios argentino y Hitler

En otra de sus lisérgicas apariciones, Elisa Carrió dijo que “Dios quiere hacer una alianza con todos los pueblos, pero especialmente con Argentina” y citando la Cabalá judía indicó que “hay que seguir caminando sin quejarnos”. Además, comparó al kirchnerismo con el nazismo y el fascismo.

 Martes, 23-julio-2019

Elisa Carrió tuvo otro de sus habituales derrapes en los medios amigos donde brinda entrevistas y nadie le repregunta.


La diputada chaqueña Elisa “Lilita” Carrió volvió a derrapar en una entrevista televisiva en la que dejó conceptos increíbles. “Dios quiere hacer una alianza con nosotros siempre. Con todos los pueblos, pero especialmente con Argentina”, soltó con naturalidad la dirigente del macrismo, siempre muy vinculada a la cuestión religiosa.

Sin embargo, la esotérica reflexión de Carrió tenía un remate con mirada política, militando la crisis con argumentos que rompen cualquier barrera de la sorpresa: “El tema es nuestro libre albedrío. Por eso yo digo que tenemos que seguir caminando sin quejarnos”. Carrió ya tiene una tradición en intentar suavizar la bestial crisis económica o decirle a la opinión pública que no se tiene que quejar (como en aquella ocasión que propuso “propina y changas” para salir de la crisis).

En la entrevista de ayer con Canal 9 de Buenos Aires, la diputada citó la Kaballah judía para apoyar sus dichos. “Hay dos cosas que te dice la Kaballah, que es el misterio judío, pero del dios de los judíos, del Adonai: no quejarse, agradecer”, insistió.

Muy religiosa, las referencias de la diputada a Dios fueron de las menos felices, por decirlo de una manera suave. Por ejemplo, la última vez que Carrió se refirió a Dios fue una de las piezas de su increíble fraseología que causó más rechazo. En aquella oportunidad, de campaña con Negri en nuestra provincia, sostuvo que “gracias a Dios se murió De la Sota”.

El kirchnerismo, el nazismo, el fascismo

No conforme con sus dichos sobre la supuesta intención de Dios de hacer un pacto con los argentinos, Carrió criticó al kirchnerismo y lo comparó con el nazismo y el fascismo. Consultada por el “relato kirchnerista”, la líder de la Coalición Cívica dijo: “Así hacía Hitler. Agarraba a la gente cansada y repetía todos los días lo mismo. Y la gente cansada repite lo que escucha”. La reflexión tiene algunos resabios de la teoría duranbarbista de que “el electorado está compuesto por simios con sueños racionales que se movilizan emocionalmente”.

“Cuando repetís la técnica fascista y nazi, que la trae primero el Duce (Mussolini) y después Goebbels (ministro de propaganda nazi), es justamente agarrar un pueblo cansado y repetir la consigna. Cuando hablan los sectores kirchneristas tienen como un papelito y dicen todos lo mismo. Esta es una estrategia de comunicación fascista”, cerró Carrió.