Carrió y Bonadío, dos de los “invitados” a declarar por espionaje ilegal

El juez Alejo Ramos Padilla envió las notificaciones a la diputada, al juez y a las legisladoras Mariana Zuvic y Paula Oliveto para que se presenten espontáneamente a dar testimonio por las denuncias de tienen en la causa por extorsión y espionaje ilegal.

 miércoles, 12-junio-2019

Elisa Carrió , Claudio Bonadío, Mariana Zuvic y Paula Oliveto son algunos de los denunciados por espionaje ilegal y extorsión en la causa que investiga el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla.


El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla invitó formalmente a Elisa CArrió, al juez Claudio Bonacío y a las legisladoras de la Coalición Cívica, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, para que se presenten a declarar ante su juzgado por las causas de espionaje ilegal y extorsión en las que están denunciados.

El magistrado firmó una resolución e hizo formal de esta manera la notificación a los querellados para que presten declaración espontánea, presenten pruebas y den sus testimonios para la investigación que lleva adelante en su juzgado.

Ramos Padilla confirmó que las legisladoras y el juez Bonadío están denunciados en la causa por la que está imputado Marcelo D’Alessio y amplió la investigación a partir de la querella presentada por el ex embajador ante el Vaticano, Eduardo Valdés.

La resolución del magistrado de Dolores responde a un requerimiento de la Cámara Federal de Mar del Plata, en la que detalla los alcances de la investigación por espionaje ilegal que comenzó con la denuncia del empresario Pedro etchebest contra D’Alessio.

Según el texto, la pesquisa contiene un total de 31 casos de operaciones vinculadas al espionaje y argumentó que “aparecen involucradas muchas otras personas –algunos de ellos funcionarios públicos-, a quienes –al igual que los imputados y querellados formalmente- debe garantizársele la posibilidad de realizar las aclaraciones que estimen pertinentes, indicar pruebas que a su juicio, puedan ser útiles, designar abogado y en definitiva ejercer del modo más amplió sus derechos”.

La declaración voluntaria es uno de los derechos que les corresponden a los querellados pero no constituye una obligación, como lo sería una audiencia de declaración indagatoria.

Valdés denunció a las legisladoras el 28 de marzo pasado por violación a la ley de Inteligencia, violación de secreto, encubrimiento agravado, calumnias y falsa denuncia, y en su cuenta de Twitter aseguró que tiene “sobrados motivos para asegurar que realizaron tareas de espionaje político sobre mi persona”.