Chubut sigue al rojo vivo

La provincia patagónica sigue sumergida en una crisis profundísima. Docentes denuncian que no cobran hace meses. Mientras, el gobierno provincial y la Nación se tiran excusas por la cabeza pero no dan respuesta. “Seguimos igual pero sumando el dolor que nos atraviesa por la muerte de Jorgelina y Cristina”, dijo Marcela Capón, del gremio docente.

 jueves, 19-septiembre-2019

El hecho más significativo de estos días de protesta: la quema de la Legislatura tras el fallecimiento de dos docentes.


Todo arrancó con la lucha de los docentes, que reclamaban que habían pasado varios meses sin cobrar. Luego, las protestas se fueron generalizando y dejaron a la vista la grave crisis que vive la provincia de Chubut. El punto más álgido fue cuando se quemó la Legislatura luego de la muerte de dos docentes en un accidente en la ruta, al volver de una protesta. Mientras tanto, los gobiernos provincial y nacional buscan excusas para llevar culpas al molino del otro. Hoy, la provincia amaneció igual: sin respuestas.

El retraso en los pagos a los estatales es devastador. La provincia está con los hospitales trabajando al mínimo, solo algunos días a la semana y los colegios están sin clases desde hace casi dos meses. Docentes denuncian que hace meses que vienen teniendo dificultades para cobrar su salario. A los empleados estatales se les está pagando, como mínimo, con un mes de atraso.

“Los docentes hemos cobrado sin los aumentos pautados, tenemos los sueldos congelados a abril. No cobramos los aumentos de la cláusula gatillo que teníamos que cobrar con el mes de julio y tampoco está cargado para cobrar con agosto”, detalló a Al Revés Marcela Capón, Secretaria Adjunta de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECH).

El problema no se limita solo a la cuestión salarial, tal como describe la dirigente: “La obra social nos la cortan todas las semanas porque el gobierno debe más de 1.700 millones a la obra social. Las escuelas están en un estado edilicio lamentable”.

El gobernador Mariano Arcioni, que suma cada vez más voces reclamando su renuncia y que vio alejarse a sus ministros de Salud y Educación, reclamó fondos a la Nación y dijo que se habían comprometido a aportar 2.000 millones para garantizar la masa salarial del rubro educativo. Desde Nación, la respuesta fue que ya mandaron 1.120 millones de pesos.

“Nación y provincia se tiran la pelota unos a otros. Si bien acá hay una responsabilidad de la mala administración del gobierno provincial y de la plata que han malversado, se suma lo que Ctera le solicitió al Gobierno nacional”, detalló Capón. La cifra prometida a la que se refiere el gobernador es justamente la que solicitó Ctera en el marco de la Ley de Financiamiento Educativo, pidiendo que llegara como un auxilio financiero para que los docentes pudieran cobrar.

El gobierno provincial sigue sin responder ni hacer una oferta concreta. “No hemos tenido convocatoria ni nada por parte del gobierno. Seguimos igual, pero sumando el dolor que nos atraviesa con la muerte de Jorgelina y Cristina”, expresó la dirigente sindical en referencia a las dos docentes fallecidas en un accidente de tránsito al volver de las protestas.