Codo a codo

Según un sondeo de opinión de la consultora Clivajes, continúa en ascenso tanto la imagen de Alberto Fernández como la de Horacio Rodríguez Larreta. Además, el 86% de los encuestados considera que hay que priorizar la salud por sobre la economía, el 80% está de acuerdo con el impuesto a la riqueza y el 65% cree que el principal responsable de las prisiones domiciliarias fue el Poder Judicial. Por otro lado, mientras que en marzo el 64% se informaba a través de los medios tradicionales, en mayo el 44% señaló como principal fuente la comunicación oficial.

 martes, 19-mayo-2020

La aprobación a la gestión del presidente Alberto Fernández pasó del 51% en diciembre al 88% en mayo, según un sondeo de opinión de Clivajes Consultores


Las constantes críticas de la oposición y las operaciones mediáticas de los grandes holdings en contra de las políticas del gobierno nacional en el marco de la pandemia parecen no tener los efectos deseados en la opinión pública. Así lo demuestra un sondeo realizado de manera on line por la consultora Clivajes entre el 11 y el 16 de mayo sobre un total de 1142 casos en el AMBA – Ciudad de Buenos Aires y 40 municipios – región que representa, nada más y nada menos, que el 38% de los electores del país.

Del estudio se desprende una alta aprobación tanto a la gestión del Gobierno Nacional como al rol de la oposición en medio de la pandemia: el presidente Alberto Fernández alcanzó el 88% de imagen positiva y alrededor del 80% de los encuestados considera que Horacio Rodríguez Larreta – principal referente de la oposición – está cooperando de manera correcta en esta compleja situación. “Es algo muy positivo para la clase política. Aunque aquí no entró lo sucedido este fin de semana en la Villa 31”, aclaró Esteban Regueira, politólogo de Clivajes, esta mañana a Radio Nacional. En relación a la consolidación de la imagen del presidente, analizó que está relacionada con “el liderazgo que demostró al tomar una medida tan fuerte y poco feliz como es el aislamiento”. “Logró una manera de comunicar mucho más dialoguista, más racional, transmitiendo la idea de cuidar”, evaluó.

En ese sentido, se torna relevante el viraje que apareció en la elección de las principales fuentes de información, en donde los medios tradicionales perdieron casi un 30% de preferencia frente a la comunicación oficial (conferencias y partes diarios de los ministerios). Mientras que en marzo el 64% señaló que se informaba a través de los medios tradicionales, durante este mes la mayoría – el 44% – priorizó la comunicación oficial. “Producto del propio aislamiento, se generó un cansancio en la gente de escuchar todo el día el noticiero con información sobre la pandemia y terminó siendo contraproducente”, explicó Regueira. “Por otro lado, la forma de comunicar del gobierno le ha sumado credibilidad”, consideró el miembro de la consultora.

Con relación a los temas que circulan de manera preponderante en la agenda mediática, la mayoría de los encuestados brindó un importante respaldo a la gestión del Gobierno Nacional. El 86% afirmó que se debe priorizar la salud sobre la economía y el 80% observó como positivo el proyecto del oficialismo de establecer un impuesto a la riqueza para conseguir fondos para enfrentar la crisis desatada por la pandemia. Sobre este último eje, el politólogo habló de un “apoyo contundente”. “Hay una especie de demanda o de pedido de la gente de que vayan por este lado también”, sostuvo frente al rechazo que provocó el acuerdo entre la CGT y la UIA para la reducción del 25% de los salarios de algunos trabajadores.

En cuanto a las prisiones domiciliarias otorgadas a partir del riesgo de contagio del Covid-19, el 74% rechazó la disposición y el 65% señaló al Poder Judicial como el principal responsable de esta medida.