Como te digo una “co” te digo la “o”

Frente al delicado panorama sanitario que padece Córdoba, el mensaje de los funcionarios es cada vez menos claro. Si bien admiten que en noviembre la provincia alcanzará los 3000 casos diarios y llaman a evitar las reuniones sociales, al mismo tiempo aseguran que están evaluando un permiso especial para el Día de la Madre y descartan aplicar “una medida fuerte” como el regreso a Fase 1 a pesar del pedido desesperado de los trabajadores de la salud.

 viernes, 9-octubre-2020

Con dos mil contagios diarios, el gobierno de Córdoba se resiste a volver a Fase 1, apuesta a los cuidados individuales, pero emite mensajes contradictorios para la ciudadanía.


Vivir en la confusión y el desconcierto es ya una costumbre para los cordobeses. El gobierno provincial mantuvo ciertas medidas de aislamiento hasta julio. A partir de allí, la flexibilización y apertura de actividades económicas se transformó en la prioridad y la responsabilidad individual se convirtió en la principal recomendación de la Provincia.

Con un gobernador más preocupado por no cargar con los costos políticos de la pandemia, quien asumió la comunicación de la gestión fue el ministro de Salud, Diego Cardozo. A pesar de que el funcionario pronosticó una “embestida” de casos que alcanzarían los 3000 infectados diarios en noviembre y una ocupación de camas críticas que ya supera el 70% en el sector público – y un 80% en el ámbito privado – consideró que el regreso a Fase 1 es una “medida muy fuerte que se toma como última alternativa”.

“Apelamos a nuestros cordobeses. Ellos también tienen un grado de responsabilidad en disminuir la circulación y evitar comportamientos que venimos recomendando que no se lleven adelante, como las reuniones sociales y los partidos de fútbol”, aseguró hoy el titular de la cartera a Cadena 3. “Tienen que valorar que gozan de libertades que no hay en otros distritos”, agregó en referencia a los shoppings, bares y demás actividades. En el mismo sentido, se manifestó la secretaria de Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, que llamó a “sostener las medidas básicas y respetar los protocolos laborales e intrafamiliares de no tener reuniones sociales”.

Sin embargo, hoy durante una entrevista a Radio Pulxo, Diego Cardozo reconoció que están analizando un permiso especial para el Día de la Madre, al igual que piensan en ampliar el horario de apertura de los restaurantes. “Estamos viendo qué alternativas tenemos con los jefes comunales e intendentes. En horas de la tarde estaremos comunicando esto”, afirmó. A pesar del pedido desesperado que realizó la FEPUC junto a 13 colegios y consejos de Salud para que el gobierno aplique “medidas urgentes” que restrinjan la circulación, continuaría la prohibición sólo de 20 a 6 horas. Como frutilla del postre, los restaurantes de la Ciudad de Córdoba podrán abrir hasta las 23 horas a partir del próximo lunes por decisión del intendente Martín Llaryora.