Con menos anticonceptivos no se salva ninguna vida

El gobierno nacional distribuyó menos anticonceptivos y preservativos desde el inicio de su gestión, algo que contradice la consigna de trabajar en educación sexual y prevención de embarazos no intencionales.

 miércoles, 3-octubre-2018

El macrismo, con muchos funcionarios que se mostraron a favor de salvar y cuidar "las dos vidas", recortó la entrega de anticonceptivos y preservativos.


Un trabajo del sitio Chequeado exhibió la fuerte disminución en la entrega de anticonceptivos y medicamentos durante la gestión de Cambiemos. En el año 2016, el (en aquel momento) Ministerio de Salud repartió 4,3 millones de tratamientos anticonceptivos, en comparación con los 11 millones entregados en 2015. Fue sólo el 27 % que se había propuesto, con lo cual cubrió al 37 % de la población que necesitaba el tratamiento. En 2015, la cobertura fue del 82 %.

En el 2017, la meta se redujo de 16 a 11 millones de tratamientos pero efectivamente se repartieron sólo 7,8 millones. Para este año, la cantidad de tratamientos presupuestados se redujo aún más: 8,3 millones, aunque recién después de fin de año se sabrá cuántos se entregaron realmente. Para 2019, está proyectada la entrega de 10,7 millones de tratamientos.

Desde la cartera sanitaria explicaron la disminución de 2016 endilgándole la responsabilidad al gobierno anterior por una licitación. Luego, ya en 2017 y sin posibilidad de repetir el argumento, dijeron que hubo “demoras de diversa índole”. Es más, por esos problemas se hicieron compras directas a precios más caros: en octubre de 2016 se compraron pastillas anticonceptivas a $ 13,50 el paquete, pero en diciembre se licitaron a un precio de $ 10,85 (un 20 % menos).

Con los preservativos, la tendencia va en la misma línea. En 2015, se repartieron 52 millones, mientras que en 2016 la cantidad bajó a 18,4 millones (20 % de lo previsto) y en 2017 aumentó a 42,7 millones (de 113 millones que se habían proyectado).

Según destaca el artículo, de acuerdo a datos presentados en el año 2017 surgidos del Plan Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo No Intencional en la Adolescencia, el 59 % de los embarazos en nuestro país son no intencionales. Ese porcentaje se eleva al 68 % en el caso de menores de 19 años.