Con una ayudita del mundo financiero

Ayer, el banquero Guillermo Lasso le ganó por 5 puntos al candidato del correísmo, Andrés Arauz. Si bien agradeció a Dios por el triunfo, las verdaderas “bendiciones” fueron los más de 6 millones de dólares que ganó en plena pandemia a través del Banco de Guayaquil y el respaldo financiero que le otorgaron empresas offshore durante su campaña electoral.

 lunes, 12-abril-2021

Asesorado por Jaime Durán Barba, el candidato de la derecha ecuatoriana apeló a la idea de "juntos" y de "cambio" para ganar las elecciones.


A pesar de tener a un tercio de su población sumida en la pobreza y casi un millón de desempleades, Ecuador eligió ayer al banquero Guillermo Lasso como presidente. En un balotaje ajustado, el candidato de la derecha venció al postulante del correísmo, Andrés Arauz, por sólo 5 puntos.

Aliado con el Partido Social Cristiano y asesorado por Jaime Durán Barba, consideró que el país latinoamericano expresó la necesidad de un “cambio”. “Los ecuatorianos creemos en la democracia y en la libertad”, señaló. “Agradezco a Dios por todas las bendiciones que ha regado sobre el pueblo ecuatoriano y por las que me otorgó en la vida”, manifestó ayer al reconocer su triunfo.

Sin embargo, las “bendiciones” de Guillermo Lasso parecen estar más vinculadas a sus acciones en el Banco de Guayaquil y a varias empresas offshore que respaldaron económicamente su millonaria campaña electoral. Según el Servicio de Rentas Internas, el empresario obtuvo ganancias superiores a los 6 millones de dólares – provenientes de la entidad financiera – el año pasado en plena pandemia: una cifra que equivale a 16 mil salarios básicos ecuatorianos.

A su vez, invirtió alrededor de un millón de dólares sólo en Facebook durante los últimos tres meses. De acuerdo a lo que publicó Página 12, una serie de firmas en paraísos fiscales vinculadas al emporio del banquero – Banisi Holding. S.A, Las Noras, Livercostas, Cedatos, entre otras- fueron quienes habrían aportado dinero e ideas para su campaña.

Además, el mandatario electo por el Movimiento Político Creando Oportunidades (CREO) tendría más de 100 propiedades en Florida que, si bien no está incluida como “paraíso fiscal”, es considerada una “jurisdicción de baja tributación”.