Condenaron a siete años al ex presidente de CBI

Antes de conocer la sentencia, Eduardo Rodrigo dijo que es inocente, que la cárcel es la peor experiencia de su vida y que busca estar del lado del bien. El tribunal también le impuso una multa de 30 millones de pesos.

 viernes, 28-junio-2019

El ex presidente de CBI fue condenado a siete años de prisión y a pagar una multa de 30 millones de pesos.


El juicio por la megacausa de la financiera Cordubensis (CBI), que tuvo un proceso de cinco años y medio de instrucción, tuvo ayer su sentencia ante el Tribunal Oral Federal número 2 y condenó a su ex presidente, Eduardo Rodrigo, a cumplir siete años de prisión y a pagar una multa de 30 millones de pesos.

Antes de conocer el fallo, el imputado dijo que está atravesando “la peor experiencia de su vida”. “Este proceso para mí y para nosotros ha sido quizá la peor experiencia que estamos viviendo en nuestras vidas. Nunca me imaginé estar acá y que todo se desencadenaría como fue. Soy inocente de lo que se me acusa. Pero si llegan a condenarme, solo pido que tengan en cuenta que, en estos años dentro de la cárcel, estudié y busqué estar del lado del bien”, pidió a los magistrados.

Rodrigo también buscó empatizar y contó su vivencia en prisión: “uno allí tiene que aguantar las peores cosas que se puedan imaginar. Pero peor es ver la cara de tus familiares al visitarte”, dijo.

La causa, que juzgó los delitos de intermediación financiera no autorizada, evasión impositiva, estafas, lavado de activos y asociación ilícita, obtuvo un total de 13 condenas y tres absoluciones para los 16 acusados y Miguel Vera, uno de los arrepentidos del juicio, fue condenado a seis años y seis meses de prisión, con una multa de 25 millones de pesos, apenas por debajo de Rodrigo.

En su declaración, Rodrigo alegó que sus actividades en la financiera fueron como “las de cualquier profesional” y agregó que “todos nuestros activos eran la capacitación y la experiencia que fuimos juntando. Nunca hicimos esto con la finalidad de cometer ilícitos”, aseguró.”Debo haber estado 80 horas declarando. En más de la mitad, contestando preguntas y preguntas. He intentando aportar cosas que permitiesen esclarecer la realidad de la empresa”, declaró.