“Conseguimos cambiar la historia”

Entre lágrimas de emoción, María Teresa “Keka” Bosio abrazó el triunfo histórico que significa la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito en Argentina luego de tantos años de lucha. La referente de Católicas por el Derecho a Decidir valoró que gran parte del movimiento feminista haya entendido al Estado como un interlocutor fundamental en la implementación de políticas públicas y pronosticó que el gran desafío será trabajar sobre el sistema de salud para que la ley IVE se convierta en realidad.

 miércoles, 30-diciembre-2020

"Logramos construir un movimiento muy amoroso", manifestó con mucha emoción María Teresa "Keka" Bosio, titular de Católicas por el Derecho a Decidir.


Hoy a la madrugada el Senado de la Nación saldó una deuda histórica con las mujeres y personas gestantes de nuestro país: con 38 votos a favor y 29 en contra, se aprobó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que pone fin a la clandestinidad del aborto y a las cientos de muertes que se producen al año como consecuencia de la ilegalidad de la práctica. “Estábamos seguras de que íbamos a ganar. Pero nunca pensamos que podríamos lograr la diferencia de 9 votos”, admitió María Teresa “Keka” Bosio, referente de Católicas por el Derecho a Decidir de Córdoba. “Hemos hecho tanto trabajo que conseguimos cambiar la historia y eso nos pega directo al corazón”, expresó.

“Estábamos seguras de que íbamos a ganar. Pero nunca pensamos que podríamos lograr la diferencia de 9 votos”.

Keka Bosio, Católicas por el Derecho a Decidir

Aún emocionada, la integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito se refirió a los argumentos que se escucharon ayer en el Congreso. “Me impactó mucho lo que dijo la senadora González porque es el discurso que tenemos desde la organización. El mensaje del cristianismo es un mensaje de amor y no de odio, que implica poder escuchar, empatizar y dejar de juzgar”, sostuvo. “La maternidad no es simplemente tener un útero y tener hormonas para llevar adelante un embarazo. Es mucho amor y nos involucra afectivamente de por vida. Maternamos a nuestros hijes y luego seguimos haciéndolos con nuestros nietes”, definió.

Con respecto a la oposición a la IVE de la jerarquía de la Iglesia Católica, la militante apuntó a que la mayoría son “varones en lugares de poder” que no tienen noción de lo que significa maternar. “¿Por qué tienen que hablar de nosotras?”, cuestionó. En ese sentido, recordó la “culpa” que la religión instaló en las mujeres como portadoras del “pecado original”. “No pueden entender que la sexualidad es un aspecto fundamental de las personas y que tiene que ver con el placer y el disfrute. En la medida en que la sigan asociando a la reproducción, la están pifiando mal”, aseguró.

El Estado va a ser todo feminista

Del aquel debate del año 2018 hasta hoy, Keka Bosio rescató que gran parte del movimiento de mujeres haya entendido al Estado como un agente fundamental para la implementación de políticas públicas. “Nuestro trabajo fue en sus diferentes niveles: legislativo, judicial y ejecutivo”, analizó. “Hemos colonizado el Estado en el buen sentido”, precisó. De esta manera, detalló que el desafío que viene está relacionado con dar pelea para que la IVE se convierta en realidad. La tarea de capacitación, formación y trabajo sistemático con los agentes del Estado y, específicamente, con aquelles que integran el sistema de salud, serán una parte fundamental para la aplicación de la ley.

Frente a las diferentes posturas que existieron entre diputados y senadores por Córdoba, la presidenta de Católicas por el Derecho a Decidir resaltó que algunos “no pudieron estar a la altura” de las circunstancias. “No se dan cuenta que son las compañeras jóvenes las que ahora van a definir y disputar la política”, reflexionó. “Las fuerzas conservadoras van a terminar perdiendo porque no pudieron leer la historia”, concluyó.