Controlado era mejor

A los 17 casos y las 250 personas aisladas en Córdoba, hoy se sumó Salta y CABA. Un viajero contagiado con la variante Delta también violó el confinamiento y 20 personas permanecen aisladas en la provincia del norte. Mientras tanto, en territorio porteño se detectaron dos casos sin nexo epidemiológico con turistas y 41 contactos estrechos.

 Lunes, 2-agosto-2021

El aislamiento en hoteles no se aplicó en todas las provincias. Hoy Córdoba, Salta y CABA presentan casos de variante Delta.


Los resultados de la constante opereta en contra de todo – las medidas de cuidado, las restricciones, la vacunación, el aislamiento preventivo y obligatorio – se pueden ver día a día. Mientras los sectores de la oposición aprovecharon la pandemia para cuestionar cada una de las medidas implementadas por el gobierno nacional, ahora hay un porcentaje de la población que se resiste a proteger su vida y la de los demás: se niegan a vacunarse y a cumplir con los cuidados necesarios.

De esta manera, cuando los medios hegemónicos plantearon el “drama de los varados”, modificaron el foco del verdadero problema: el ingreso de la variante Delta al país y la importancia del aislamiento preventivo y obligatorio de los viajeros. Si bien en la provincia de Buenos Aires el confinamiento lo realizan en hoteles, en otros lugares – ubicados en la vereda del frente del gobierno nacional – dejaron librado el cumplimiento a la buena voluntad de las personas, con ciertos controles telefónicos y domiciliarios por parte de Migraciones.

Lo cierto es que ayer se confirmó un caso de la variante Delta en Córdoba – un viajero que regresó al país proveniente de Perú el 19 de julio pasado – que ya provocó el contagio de unas 17 personas y el aislamiento de otras 250. Además, se activó el protocolo de prevención en 4 escuelas de la ciudad. Especialistas hablaron de una “bomba epidemiológica” y funcionarios de la cartera de Salud de la provincia admitieron que se están “reevaluando todas las estrategias”.

En Salta hoy sucedió algo similar. A partir de un viajero contagiado con la variante Delta – que también incumplió con el aislamiento – hay 20 personas confinadas. Según el ministerio de Salud, el hombre infectó a su esposa e hijo. Trabajan en un mapeo para detectar otros posibles contagios.

El otro territorio que está en alerta es la CABA. De acuerdo a lo que informó el gobierno porteño, se confirmaron dos casos de la variante Delta que – hasta ahora- no presentan nexo epidemiológico con ningún viajero. A partir de un trabajo puerta a puerta en el barrio de Monserrat, aislaron a 41 contactos estrechos.

Ante la falta de aislamiento obligatorio en hoteles de la ciudad y los escasos controles, el gran temor es la circulación comunitaria de la variante que tiene una contagiosidad más alta que las cepas que ya están en el país.