Nublado

15°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Créditos planchados y tarjetas guardadas

Se desplomaron los créditos para consumo y las tarjetas de crédito en diciembre, un mes que suele dejar resultados positivos. La baja fue del 19%. La tasa bancaria y el interés de los plásticos aún para pagar en dos cuotas espanta a familias que llegaron sin aire a fin de año.

 Miércoles, 9-enero-2019

Hoy, comprar cualquier producto en dos cuotas implica pagar un 10% de recargo.


Las tasas bajaron levemente, pero siguen altísimas; el salario perdió 13,4% interanual (dato del Instituto Estadístico de los Trabajadores) y la capacidad de endeudarse de las familias es muy poca (una de las explicaciones de la caída del 35% de la compra de paquetes turísticos al exterior). Con ese combo, en diciembre la toma de créditos bancarios para consumo y el financiamiento con tarjetas de crédito bajó un 19% real, en un mes donde las operaciones de este tipo suelen aumentar.

Según datos del Banco Central de la República Argentina, el último mes del año el crédito para consumo tuvo su peor momento desde 2002, que es el año parámetro de “todo lo malo”. En el caso de las tarjetas, la contracción fue la tercera peor de toda la serie que mide el Central. Las comparaciones son interanuales, pero la baja también se produjo en relación al mes de noviembre, donde también hay bajas.

La caída respecto a diciembre de 2017 de los préstamos en pesos fue del 19%, descontando el 47% de inflación anual. Los préstamos personales se redujeron un 18% real y la financiación con tarjetas se redujo un 12,7%, según el BCRA. Los consumidores se cuidaron mucho de usar el plástico este fin de año, ya que desaparecieron los créditos sin interés, incluso a 60 días. Hoy, comprar un par de zapatillas con una tarjeta de crédito, a pagar en dos cuotas, implica pagar al menos un 10% más.

Los analistas aseguran que las familias no tienen capacidad para endeudarse y que en muchos casos, venden dólares de reservas para pagar deudas pero no toman créditos, por las tasas prohibitivas.

El stock de préstamos a empresas cayó el 41,5% real. En el caso de las empresas, es síntoma de la parálisis de la actividad y de la inversión. Esta situación viene siendo graficada mes a mes por el informe regular de los industriales cordobeses nucleados en la UIC.