“Creen que el pueblo está afiliado al sindicato de los giles”

El abogado laboralista y exdiputado, Héctor Recalde, opinó sobre el aumento de la desocupación. Dijo que si se computara el empleo informal “el dato sería mayor” y que “hay un sistema planificado para bajar el costo laboral”. Además, calificó a las PASO como “un pueblazo”.

 viernes, 20-septiembre-2019

Héctor Recalde resaltó que el dato es del segundo trimestre y que la siguiente medición podría empeorar mucho.


Cada vez que se conocen los números de pobreza y desocupación en medio de la crisis, un enorme dolor atraviesa a la Argentina. Ayer se difundió el crecimiento de la desocupación en el segundo trimestre, que ascendió al 10,6 %, el mayor nivel en catorce años. El exdiputado Héctor Reclade manifestó: “Seguir los mismos métodos esperando resultados distintos forma parte de la locura. Es una cita textual de Einstein. Nos estamos acercando al abismo cada vez más rápido”.

Al analizar el campo laboral, Recalde dijo que “el dato seguramente es mayor”, ya que no hay forma de medir con precisión lo que sucede en el mercado informal. “Han terminado las changas, esto no se registra porque no hay forma de hacerlo”, lanzó, al tiempo que destacó que el fenómeno afecta más a mujeres y jóvenes (y con mayor profundidad, obviamente, a quienes pertenecen a ambos grupos).

El abogado laboralista criticó fuertemente al Gobierno y a sus brazos mediáticos que durante más de tres años intentaron ocultar lo que sucedía: “Ponen en pantalla cosas que no tienen que ver con la realidad. Piensan que nuestro pueblo está afiliado al sindicato de giles, que somos tontos, que no vemos la realidad y nos pueden engañar con espejitos de colores”. Algo de eso pareció romperse con el resultado de las PASO. Para Recalde, “el 11 de agosto fue un pueblazo que superó todo lo que los dirigentes podíamos pensar”.



Consultado sobre si lo que sucedió con la economía en estos años fue un saqueo planificado o un fracaso estrepitoso, Recalde expresó que “no son excluyentes”. “Hay un sistema planificado para bajar el costo laboral. El desempleo, como decía Marx, es disciplinador. Creen que el salario es un costo, cuando es consumo e inversión”, disparó, y dijo que “hay impericia, insensibilidad y por otro lado algo que está pergeñado para dominar”.

De dónde partir para el contrato social

Una de las propuestas centrales que viene realizando Alberto Fernández es la de realizar un contrato social entre los distintos sectores. Para eso, Recalde pidió “igualar el punto de partida” ya que “si partimos de las desventajas que tiene el sector asalariado, el precarizado, el desocupado, y hacemos un contrato, el punto de partida no es justo”.