“Cristina no está bien, no ve la realidad”

Lo dijo Macri en una entrevista con Luis Majul, en el programa La Cornisa de América. Por momentos sacado, con el libreto de “decir la verdad”, insistió en que los problemas que no resolvió y profundizó su gestión son producto de 70 años de malas administraciones y no de su gobierno. Lo más insólito llegó cuando acusó a su padre, muerto hace 15 días, de haber cometido delito al ser parte de un “sistema extorsivo” durante el kirchnerismo, cuando él era el número 2 del grupo familiar. Le pegó a CFK y también a Lavagna.

 lunes, 18-marzo-2019

Macri anoche, en el programa La Cornisa, de América Tv.


Lanzado de lleno a la campaña electoral, Mauricio Macri asistió al programa de Luis Majul, de América, donde negó la realidad del país y le echó la culpa de todos los males a quienes gobernaron los 70 años anteriores. El libreto que repite como mantra para no hacerse cargo del desastre que conduce.

A lo largo de 45 minutos, un Macri por momentos sacado, con los ojos hinchados, le pegó a todos. No se salvó ni su papá Franco, fallecido hace 15 días. Y por supuesto Cristina y todo su gobierno. “Él (Franco Macri) era parte de un sistema que se vio extorsionado por el kirchnerismo, en el que para trabajar había que pagar. Era un delito lo que hizo mi padre, que cada uno se tiene que hacer cargo”, dijo sobre el fundador del Grupo, sin hacerse responsable que él, Mauricio, era el número 2 de los negocios familiares.

Para matizar, dijo que “tuve una relación muy intensa con mi padre. Al final del camino le estoy eternamente agradecido. Siento orgullo por el padre que he tenido”. El padre no decía lo mismo del hijo.

Cuando Majul lo chicaneó con las declaraciones de Marcelo Tinelli, quien la semana pasada criticó a Macri y a Cristina por igual, el Presidente valoró la “libertad de expresión, que cada uno pueda decir lo que piensa”, y cargó contra la expresidenta: “Yo pienso lo que dije hace rato. Me parece que ella no está bien. Niega la realidad, y les echa la culpa a los demás de las cosas que ella hizo”, lanzó. Lo decía quien se pasó 45 minutos echándole la culpa de la crisis actual a quienes lo precedieron en el poder.

También descalificó a Lavagna, el candidato que los medios hegemónicos buscan instalar para dividir al peronsimo. “Estuvo en todos los gobiernos”, dijo Macri.



Sobre el juez Alejo Ramos Padilla y su denuncia sobre D’Alessio y Stornelli, Macri salió a bancar a su fiscal amigo pegándole al juez: “Creo lo que expresa lo que hemos hecho en el Consejo de la Magistratura, que no es un juez que actúe con ecuanimidad, se presta a un show mediático político. Espero que el Consejo evalúe con todas las pruebas que hay si hay que destituirlo”.

En un gesto raro en Majul, siempre condescendiente con Macri, el periodista le recordó que había prometido pobreza 0, y la situación es alarmante. “No prometí pobreza cero, es una tendencia hacia la que trabajo”, dijo Macri, quien debería revisar sus spots del 2015. Exaltado, hablando encima del entrevistador, incurrió en sus propias negaciones de la realidad al repetir que la Argentina está mejor que en 2015 aunque todos los indicadores lo desmienten. “Admito todos los errores de diagnóstico, pero digo que hoy estamos mejor parados como sociedad que en 2015”, aseguró.