De la mesa al banquillo

Designado por el macrismo en el máximo tribunal e integrante de la Mesa Judicial, el juez Carlos Rosenkrantz deberá declarar como testigo en la causa en donde está imputado Mauricio Macri por persecución al Grupo Indalo. El presidente de la Corte Suprema mantuvo casi 60 llamadas con el imputado Fabián “Pepín” Rodríguez, prófugo de la Justicia.

 martes, 10-agosto-2021

El presidente de la Corte Suprema de Justicia deberá declarar como testigo en la causa que se le sigue a Pepin Rodríguez por la persecución al Grupo Indalo.


A medida que pasa el tiempo, la bandera de la “Justicia independiente” enarbolada por Juntos por el Cambio va deslizándose hasta quedar enterrada bajo la Mesa Judicial que funcionó durante el gobierno de Mauricio Macri.

En la causa que la jueza María Servini investiga las maniobras de presión y persecución que ejerció la gestión de Cambiemos contra el Grupo Indalo – propiedad de los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa – además de estar imputado el ex presidente y otros funcionarios, ahora citó a declarar a Carlos Rosenkrantz: el titular de la Corte Suprema de Justicia deberá brindar su testimonio el próximo 26 de agosto a las 14 horas.

Si bien es conocido que el integrante del máximo tribunal es uno de los nombres que figuran como parte de la Mesa Judicial del macrismo, el motivo por el cual deberá declarar como testigo reside en las 59 llamadas que intercambió entre enero de 2016 y agosto de 2019 con el prófugo Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, señalado como el operador judicial encargado de haber promovido la asfixia financiera de la firma mediante amenazas y extorsiones.

Como si los llamados entre el magistrado y el imputado fueran poca cosa, también se le agregan otros 38 realizados entre su socio en el estudio jurídico, Gabriel Bouzat, y Pepín. El contacto estrecho viene de larga data, pero se afianzó a partir de la designación de Carlos Rosenkrantz en la Corte Suprema, del cual el diputado del Parlasur fue su gestor. Por otro lado, el máximo tribunal estuvo involucrado en la declaración de nulidad del concurso preventivo de Oil Combustibles – una de las empresas del Grupo Indalo – en noviembre del 2017.

La pesquisa llevada adelante por la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (DAJuDeCO) detectó más de 10 mi llamados en el móvil de Fabián Rodríguez Simón durante el periodo indicado. De esos registros, 17 fueron intercambios telefónicos con otro integrante de la Corte Suprema, Horacio Rosatti; y 160 con el ex ministro de Justicia, Germán Garavano.